Tana Toraja: viaje a un cuento fantástico

En Tana Toraja (Sulawesi, Indonesia) estar enfermo puede significar dos cosas:

  1. Estar enfermo.
  2. Estar muerto en casa esperando a ser enterrado, ya sean 8 meses o 6 años –todos sabemos que no es fácil encontrar un hueco en la agenda de toda la familia-.

En este punto de la Tierra ir a un funeral implica:

  1. enterrar a un muerto (que se da por muerto ese día porque hasta entonces estaba enfermo en casa esperando a ser enterrado)
  2. asistir a una gran fiesta en la que se matarán decenas de cerdos y unos cuantos búfalos regalo de los invitados o de la propia familia, que también hace esperar al muerto para ahorrar dados los precios que pueden alcanzar estos bichos -hasta 20.000 euros por un búfalo rosa y con machas-.
Búfalo asistente a funeral Toraja, todos saben cómo acabará a pesar de lo que ha costado traerlo hasta aquí

Búfalo asistente a funeral Toraja, todos saben cómo acabará a pesar de lo que ha costado traerlo hasta aquí.

Una sangría en la que los búfalos morirán de un tajo magistral en el cuello con un cuchillo fabricado en el pueblo especialista en fabricar cuchillos, mientras que los cerdos agonizarán hasta que llegue su hora atados a unas cañas de bambú. Las mismas con las que han sido transportados hasta allí en moto. Las mismas con las que te los venderán en el mercado que se celebra cada seis dias en Bolu si quieres llevar uno a la ceremonia como regalo, en lugar del clásico paquete de tabaco que suele aportar el turista medio (sí, por increíble que parezca los turistas no son mal recibidos y no es por dinero).

Tana Toraja: invitados -fuera de plano- llevando regalo a ceremonia funeraria

Si eres humano, hay varias maneras de llegar hasta una de estas ceremonias: andando,  en coche y con guía, o con una motocicleta, siempre que la carretera que elijas para iniciar la exploración no tenga más de un 30% de inclinación y sea un conglomerado de piedras poco uniforme, algo posible en algunos atajos entre Batutumonga y Rantepao.

La recompensa por recorrer estos caminos tampoco es de este mundo:

Búfalo, niños y camino sinuoso en Tana Toraja

Búfalo, niños y camino sinuoso en Tana Toraja

Aldeas repletas de tejados en forma de barco, que recuerdan el origen de un pueblo y sus barcos, pero también que la vida es un loop.

Parte frontal del tejado de una casa Toraja (sólo aptas para la clase alta, que no es igual a la más rica sino la más "noble")

Parte frontal del tejado de una casa Toraja (sólo aptas para la clase alta, que no es igual a la más rica sino a la más "noble")

Rocas que albergan tumbas de antiguos reyes representados con muñecos de madera -tallados en el pueblo especialista en la materia- que se asoman a terrazas insertadas en la piedra con ese único fin.

Tumba excavada en la roca con representaciones en madera de los hombres allí enterrados

Tumba excavada en la roca con representaciones en madera de los hombres allí enterrados

Mares verde arrozal anegando la tierra en forma de terrazas infinitas en diferentes fases del cultivo y salpicadas de agricultores y búfalos, algunos con el agua al cuello.

Niños posando después de intentar pescar en el mar verde arrozal

Niños posando después de intentar pescar en el mar verde arrozal

Árboles que guardan a los bebés que murieron siendo aún sagrados y que, por ello, segun la tradición animista, debían ser resguardados por el tronco de un árbol agujereado que cerrara con el tiempo las heridas abiertas en su corteza acogiéndoles así para siempre…

En Tana Toraja hay tantas cosas que no son como uno las imagina y que, sin embargo, podría imaginar en cualquier relato fantástico, que incluso lo cotidiano es diferente…

La gasolina se sirve en embudo.

Los gallos no sólo cantan al amanecer sino a todas horas y en todas partes –incluso merodeando a los cadáveres de los búfalos en los funerales-.

Gallo paseando por el mercado de Bolu (no está a la venta)

Gallo paseando por el mercado de Bolu (no está a la venta)

Los profesores de inglés se acercan a los extranjeros para practicar el idioma e incluso les invitan a las escuelas para ofrecer un listening/speaking de primera mano a sus alumnos antes de que acabe la semana, un sábado a las dos y previo rezo musical sorprendentemente afinado.

Los autobuses nunca te cierran la puerta en las narices cuando estás a cinco metros de la parada porque ni tienen puerta ni hay paradas.

Bemo: autobús sin puerta que para cuando se lo pides para que puedas subirte y unirte a otros viajeros que van, más o menos, en la misma dirección

Bemo: autobús sin puerta que para cuando se lo pides para que puedas subirte y unirte a otros viajeros que van, más o menos, en la misma dirección

Hay jóvenes que sueñan con casarse algun día con Jorge Lorenzo y todo el mundo conoce a La furia roja, que a menudo es portada en los periódicos. Bueno, esto último no nos extrañaría tanto si no fuera porque estamos en uno de los viajes a Indonesia más fascinantes que cualquiera podría realizar

Tana Toraja, en cualquier rincón

Tana Toraja, en cualquier rincón

2 pensamientos en “Tana Toraja: viaje a un cuento fantástico

  1. Pingback: De árboles y viajes | Escribirás todos los días

  2. Pingback: Tana Toraja, historias fantásticas en Indonesia - Escritura de viajeEscritura de viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Introduce las letras para probar que eres humano

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo