El Manneken Pis y otras estatuas meonas de Bruselas

No hace ni 48 horas que he vuelto de Bruselas y todavía tengo muy latentes los recuerdos que me ha dejado esta hermosa ciudad belga.

Bruselas es el punto de partida de la mayoría de viajes a Bélgica o de los viajes a Flandes y se ha hecho demasiado célebre en las noticias por ser el lugar donde se decide el destino de los europeos.

Cuenta con una de las plazas más hermosas del mundo, un edificio singular como el Atomium o museos de primer orden como el Magritte. Pese a todos estos atractivos, la imagen más conocida de la ciudad es la de una estatua de un niño orinando mundialmente conocida como el Manneken Pis.

Cuando estás ante la estatua te cuesta comprender porqué esta diminuta figura, ubicada en las esquinas de la rue de l’Étuve y rue de Chêne, se ha convertido en el símbolo del país o porqué atrae a hordas enteras de turistas deseosas de inmortalizarse frente al niño meón.

Seguramente, en alguno de vuestros viajes a Bruselas habréis visto al niño desnudo cubierto con algún vestido o traje típico, sobre todo, cuando toca celebrar alguna fiesta nacional o evento local.

Los orígenes de la estatua son un tanto confusos. El original es una versión de madera llamada Pequeño Julián y que fue esculpida en el siglo XIV. Sin embargo, la actual estatua es de 1619 y diseñada por Jerôme Duquesnoy. Ésta fecha y origen contradice la versión de los habitantes de Geraardsbergen quiénes mantienen que el Manneken Pis original se creo en su localidad.

Otras estatuas meonas de Bruselas

Pese a su fama, el Manneken Pis no es único en su especie. Y no lo digo por los miles de souvenirs o bombones con la peculiar forma de la imagen de bronce. En Bruselas existen otras dos estatuas que se han hecho famosas por orinar en la vía pública.

Por ejemplo, la Jeanneke Pis, una joven figura que en cuclillas hace sus necesidades para sorpresa de todos aquellos que logran encontrarla. Está un poco más escondida que el niño meón, pero si queréis verla sólo tendréis que llegar al final del callejón ubicado a la derecha del célebre y céntrico restaurante de mejillones Chez Léon.

La tercera estatua me la topé por casualidad. Su nombre es Zinneke Pis y es un perro con la pata levantada y que mea en la calle del barrio de la moda de Bruselas. Lo encontraréis entre las calles des Chartreux y du vieux-Marché-aux-grains.

Si os apetece descubrir por qué tres estatuas meonas se han convertido en símbolo de un país, podéis reservar 4 viajes con agencias expertas en Bruselas.

Un pensamiento en “El Manneken Pis y otras estatuas meonas de Bruselas

  1. Pingback: Las tres estatuas meonas de Bruselas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Introduce las letras para probar que eres humano

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo