Organizar la ruta del viaje por libre: Comprar la guía y otros consejos.

Cuando uno se propone hacer un viaje por libre en plan “mochilero”, una de las cosas que tiene que hacer (a no ser que se sea un ferviente devoto del azar y de ir dejándose fluir cada día del viaje en función del estado de ánimo o las circunstancias), es organizar una ruta que, aunque podrá ser cambiada sobre la marcha, nos permita calcular más o menos hasta dónde podemos llegar o que cosas podremos ver.

Esta fase del “pre-viaje” es, no solamente necesaria, sino sobre todo muy divertida. De alguna forma es el momento en el que se intenta aprender el máximo de cosas posible sobre el destino que hemos elegido para pasar nuestras vacaciones y que nos permitirá, con posterioridad, interpretar y apreciar mejor las experiencias que vayamos teniendo.

Mi primer consejo para poder diseñar una ruta lo mejor posible sería, además de leer información en internet sobre el destino elegido, comprar una guía en papel.

En mi caso, siempre que voy a la librería y compro la guía me siento como si el viaje acabase de comenzar. A partir de ese punto cada noche dedico un rato a leer los apartados introductorios sobre el país (seguridad, trasportes, costumbres, historia, etc…) y a familiarizarme con el mapa, las distancias y los “highlights” (lugares más destacados) del país.

Es difícil recomendar una sola editorial de guías de viaje para todos los destinos porque la calidad de las mismas varía en función de los destinos. Eso sí, hay algunos consejos generales que nos ayudarán a elegir mejor la guía para cada viaje.

  1. Es importante fijarse siempre en el año de edición (o revisión) de la guía. Evidentemente cuanto más actualizada este la guía mejor que mejor. Como norma general una guía con más de dos años de antigüedad sirve de poco a la hora de reservar hostales/hoteles, o de decidir restaurantes y bares en los que comer.
  2. Otro elemento a tener en cuenta es el tipo de viaje que se va a realizar:
  • Si el plan es mochilero extremo, necesitaremos guías que prioricen la información sobre transportes y alojamiento al estilo de las Lonely Planet (o en inglés), Rough Guides, Footprint o la Routard (Trotamundos).
  • Si lo que se busca son más temas culturales, historia, etc.., las de El País Aguilar están bastante bien. Otra opción son las Anaya Touring (Guía Total).
  • Para naturaleza y paisajes, las mejores son las National Geographic, sobre todo por las espectaculares fotos que incluyen.
  • Para aquellos que busquen guías preferentemente para hacer escapadas cortas, sobre todo en ciudades, algunas buenas guías son las Guías Verdes de Michelin.
  • Otras opciones son las Guías Audi o las de Planeta Azul que tiene menos información pero bastantes fotografías y son fáciles de leer.

guías de viaje

3. En todo caso, es casi siempre recomendable tener al menos dos guías de viaje diferentes una enfocada más a la información, transportes, alojamiento, etc.. y otra que tenga que ver más con las actividades que se quieren realizar o cosas que se quieran ver.

Otros Consejos generales:

Una vez que se ha comprado la guía y leído suficiente información, es muy conveniente describir la ruta tipo que se prefiere y calcular los días, kilómetros a recorre e incluso el presupuesto. Sin ánimo de ser exhaustivos ahí van algunos consejos para poder hacerlo.

  • En un plano marcar el punto de inicio del viaje (normalmente coincidente con el aeropuerto al que se llega), y cada una de las etapas que se van a realizar. Calcular la distancia en kilómetros y, sobre todo las posibilidades de conexión (vuelos internos, tren, autobús, coche de alquiler) y las horas asociadas al transporte. Además de Google Maps, será importante buscar las webs de transportes del destino concreto.
  • Una cosa muy importante, o al menos lo es para mí, es no convertir el viaje en una simple ruta en la que se va corriendo de un sitio a otro para intentar “ver” cuantas más cosas mejor. Pasar al menos dos noches en cada sitio porque en caso contrario muchas veces se llegará tarde a un lugar y, en muchas ocasiones, al día siguiente ya habrá que ir a otro sitio. Si se tiene dos noches planificadas en un lugar al menos hay un día en medio  que se puede dedicar a hacer turismo. Evidentemente esto es muy personal y también depende del sitio concreto (no es lo mismo un pueblo, un lugar de naturaleza o una gran ciudad) y de las actividades que se quieran realizar.
  • En todo caso, calcular siempre las distancias sin ser muy optimistas. En muchos países las redes de transportes no son tan fiables como en Europa, Norteamérica o Japón y puedes encontrarte con retrasos, cancelaciones o demás problemas imprevistos. Además es agradable tener tiempo suficiente para “integrarse” un poco en la vida local y aprender cosas de cada sitio por el que se pasa.
  • Seleccionar unos cuantos hostales y/o hoteles que pueden ajustarse a nuestras necesidades y presupuesto. Aunque cuando se llegue a destino se podrán ir a ver y comparar diferentes opciones es importante tener una terna preseleccionada para que la búsqueda sea más sencilla y, en muchos países, para evitar que los guías falsos o los taxistas, intenten llevarnos al que les den más comisión.
  • La seguridad también es un elemento fundamental. En ocasiones hay regiones que presentan una mayor inestabilidad política o mayor delincuencia y que son convenientes evitar. También las condiciones higiénicas y sanitarias son elementos a tener en cuenta a la hora de diseñar la ruta. Consultar las webs de los ministerios de asuntos exteriores y sanidad para asegurarnos de que aquellos sitios a los que tenemos planeado llegar son seguros.
  • Un consejo fundamental es, desde mi punto de vista, dormir la última noche en el lugar desde el que al día siguiente se vuela de vuelta a casa. Nunca hay que jugarse el perder el vuelo por aprovechar una “ultima mañana”. Si puede pasar algo.. , pasará.
  • Si el objetivo del viaje es hacer alguna actividad concreta es muy conveniente que se busquen webs y foros especializadas locales para conseguir información de primera mano e incluso contactar gente local que puedan convertir nuestra experiencia viajera en algo mucho más rico.

Evidentemente esta es una lista de consejos generales y muchos viajeros podrían añadir otros o matizar los que aquí se enumeran. En todo caso, os animo (a vosotros los lectores del Blog de BuscoUnviaje.com) a que añadáis en los comentarios todo lo que se os ocurra pueda ser de utilidad a la hora de planificar un viaje por libre de mochilero.

Otros enlaces de interés para preparar la ruta de viajes:

Guías de viaje online: BuscoUnViaje.com, Wikitravel.

Webs para encontrar compañeros de viaje: Gente para viajar.

Webs y blogs de Mochileros: Mochileros.org, Mochilero sin Mochila, Backpackers Planet.

Foros de Viajes: Foroviajes y Los Viajeros.

Para reservar vuelos y hoteles baratos: BuscoUnViaje.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Introduce las letras para probar que eres humano

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo