Imaginaos que vais en una lancha y vais a explorar una gruta. La luz del sol hace tiempo que ha desaparecido y sólo las linternas os permiten ir a ciegas.
De repente os piden que apaguéis vuestras lámparas, pero no os quedáis a oscuras. Veis miles de puntitos de luz que brotan de las paredes, una visión que recuerda a la de una noche estrellada.
waitomo nueva zelanda
Este extraño fenómeno de la naturaleza tiene lugar en la cueva de las luciérnagas en Waitomo, Nueva Zelanda. Las protagonistas de este martavilloso espectáculo son las Arachnocampa Luminosa, una especie endémica de la zona que brilla en la oscuridad con mucha fuerza.
Esta mágica gruta forma parte de las célebres cuevas de Waitomo que se encuentran en la región sur de Waikato, en la Isla Norte de Nueva Zelanda, a unas dos horas de Auckland.
Si hacéis viajes a Nueva Zelanda no es muy complicado visitar la cueva de las luciérnagas de Waitomo. Hay muchas compañías que ofrecen esta excursión, como por ejemplo la del vídeo a continuación:

Los niveles de la excursión

La visita guiada trascurre a través de tres niveles diferentes y se inicia en el nivel superior de la cueva y las catacumbas. Los niveles están unidos por el Tomo, que es un eje vertical de 16 metros de piedra caliza.
El segundo nivel se llama la Sala de banquetes. Este nivel es donde los primeros visitantes se detuvieron para comer y hay pruebas de esto en el humo que se ve en el techo de la cámara. Desde aquí es posible llegar a la planta superior para ver el espectacular tubo de órgano. No obstante, en días donde hay demasiados visitantes este área se cierra debido a la acumulación de monóxido de carbono.
El tercer y último nivel desciende a la Catedral, la plataforma de demostración, y el embarcadero. La Catedral es un recinto cerrado con superficies rugosas y está a unos 18 metros de altura. Debido a su buena acústica, algunos artistas y coros han dado algún concierto bajo la superficie.
El recorrido concluye con un paseo en barco por la cueva de las luciérnagas. El barco lleva al visitante hacia el río subterráneo Waitomo donde la única luz proviene de estos fascinantes animales.
cueva-de-las-luciernagas-waitomo-nueva-zelanda
Pero mejor descubre este maravilloso país reservando alguno de los circuitos por Nueva Zelanda.