Ver todos los circuitos por Bulgaria

Las tierras de Dionisio

Viaje organizado por la agencia de Vesselin
  • Viaje de 12 días

  • Viaje a medida (privado para vosotros) guiado

    Con conductor y guía

  • Viaje para disfrutar del destino

    Dedicado a conocer Bulgaria

  • Solicita precio sin compromiso

Las tierras de Dionisio

Este circuito atraviesa los grandes territorios vinícolas del país. En función de su interés, podrán conocer las cepas locales, las bodegas rupestres, nuevos sabores… ¡Prueben con moderación!

¿Es el viaje que estabas buscando?

    • ¿Te gusta este viaje? ¡Pide presupuesto a la agencia en menos de dos minutos!
    • ¿No crees que ya ha llegado el momento de hacer realidad ese viaje en el que llevas pensando desde hace tanto tiempo?
    • Cada año visitan Bulgaria 6.047.000 personas

Viaje a medida (privado para vosotros) guiado

Con conductor y guía

Es un viaje a medida para vosotros en el que os acompaña un guía. No tenéis que preocuparos por conducir, el guía o un conductor lo harán por vosotros.

Viaje para disfrutar del destino

Viaje donde se trata de conocer lo mejor posible el destino, sin centrarse en una actividad en concreto. Es el tipo de viaje indicado para alguien que quiere ir a un destino y ver sus mayores atracciones turísticas.

Itinerario detallado del viaje

Día 1: SOFÍA - Primeras impresiones del país - Visita de la capital
El primer día tendrán la oportunidad de visitar la capital búlgara y sus monumentos históricos más importantes. Visitarán la catedral de A. Nevski, así como su única colección de imágenes religiosas en su cripta, la iglesia rusa San Nicola, la rotonda San Gueorgui, la basílica Santa Sofía, la iglesia Santa Petka Guarnicionera y el Parlamento que se encuentra en el centro de la ciudad.
En los alrededores de Sofía, al pié del monte Vítosha, podrán visitar el Museo Histórico Nacional, para conocer sus colecciones y comprender así la larga historia búlgara, que les será muy útil durante su viaje, como también la iglesia de Boyana, patrimonio mundial dela UNESCO.
Pasarán la noche en Sofía en el complejo residencial de Boyana, cerca del Museo Histórico Nacional y de la Iglesia de Boyana. El hotel es nuevo, disponde solamente de 6 habitaciones y los propietarios son muy amables y hospitalarios.

Día 2: SOFÍA > TROYÁN > GLOZHEN - Reencuentro espiritual
Según la hora de su llegada, podrán hacer las diferentes visitas en Sofía. Seguirán por la vertiente norte del Balcán Central.
Podrán pasar por Koprívshtitsa, antes de llegar a Troyán. Esta será la ocasión de visitar este pueblo museo con una arquitectura muy particular.
En Koprívshtitsa el ambiente es agradable, la gente es hospitalaria y los alrededores son espléndidos. Podrán visitar las casas museos, como las de Kabléshkov, Debelyánov, Karavélov o la de Benkovski, todos ellos escritores revolucionarios muy reconocidos y considerados como héroes búlgaros. Las casas Liútova y Oslécova también merecen la pena ser visitadas, para que descubran como fue la vida por estas tierras hace más de un siglo. La iglesia de San Nicola. que también es monumento histórico.
Llegarán a Troyán. La ciudad fue construida a principios del siglo XV, cuando los búlgaros se establecieron en este lugar, bastante inaccesible y boscoso, para escapar y esconderse de los otomanos.
La alfarería y el tallado sobre madera eran unos de los oficios más desarrollados y reconocidos que permitieron la prosperidad de la ciudad, aparte de los magníficos modelos de arquitectura eclesiástica búlgara, creados por los masones, en la ciudad y en toda la región: Por ejemplo, la iglesia de la Asunción en el monasterio de Troyán, un monasterio que servía a veces como refugio de Vassil Levski y es lo que atrae hoy a los visitantes.
El monasterio de Troyán fue construido a finales del siglo XVI, pero muchas veces destruido durante los siglos siguientes, debido a acontecimientos políticos o religiosos. Fue reconstruido una vez más en 1835 y decorado en 1848 por el maestro Zzahari Zograf. El Monasterio de Troyán tiene guardado un sitio especial en la espiritualidad búlgara.
Cerca del monasterio se encuentra la exposición de las artes y de los oficios, una exposición de obras de artes típicas y oficios artesanales de Bulgaria. Podrán visitarla y aprovechar para comprar regalos de recuerdos o objetos de valor.
Llegarán al pequeño pueblo de Glozhen, situado al pié del monte Lisets.
Los alrededores del pueblo y sus paisajes son impresionantes, pero lo que más llama la atención es el monasterio, construido en lo alto.
Fue fundado por el príncipe Grigori Glozh de Kiev, cuyo nombre lleva. El monasterio de Sveti Gueorgui Pobedonosets tiene una historia muy ajetreada y misteriosa.
La región es excepcional por su naturaleza, por sus bosques de árboles seculares, por sus prados que desprenden un aroma muy agradable de flores, por la multitud de cascadas y de cuevas.
Muy cerca de allí se encuentra el Parque de la Biosfera “Tsatíchina”, donde se podrán observar una gran variedad de plantas diferentes (más de 600 especies), entre las cuales se encuentran algunas que están inscritas en el Libro Rojo de Bulgaria. Desde “Tsatíchina” caminando por los senderos turísticos, bastante fáciles, podrán llegar a las reservas cercanas de “Boatine” y “Kozya Stená” (La Muralla de las cabras monteses).
Allí tendrán su primera emoción fuerte, durmiendo en este lugar, después de haber cenado y probado los platos típicos del lugar.
Pasarán la noche en un hotel familiar nuevo con una taberna estupenda y un recibimiento genial. Etapa (200 km)

Día 3: GLOZHEN > VELIKO TÁRNOVO > ARBANASI – La ciudad de los tsares
Seguirán por la vertiente norte del Balcán Central para llegar a la ciudad de Veliko Tárnovo. Fue la capital del Segundo Reino Búlgaro entre los siglos XII y XIV y se considera como la ciudad más bonita de los Balcanes después de Constantinopla.
Veliko Tárnovo se extiende sobre un territorio habitado desde la época prehistórica. Los romanos suceden a los tracios y construyen una ciudad fortificada heredada más tarde por los bizantinos. Destruida durante las invasiones eslavas, fue reconstruida tras el establecimiento del Estado búlgaro.
El nombre de Veliko Tárnovo aparece por primera vez a finales del siglo XII cuando la ciudad es elegida como capital de Bulgaria. Durante esa época Veliko Tárnovo conoce su mayor prosperidad. Los reyes y los patriarcas viven en el monte Tsárevets, los nobles en el monte Trapézitsa y la población, al pie de los montes.
De esta época data también la iglesia de San Dimitar, donde los Reyes Petar y Asén declaran la independencia del Segundo Reino Búlgaro en 1186 y la iglesia de los 40 Santos Mártires que el Rey Iván Asén eleva, después de su gran victoria ante los bizantinos en Klokótnitsa en 1230. La gloria de Veliko Tárnovo llega a su fin en 1393 cuando la capital cae en manos de los otomanos, después de una larga resistencia.
Con la liberación de Bulgaria en 1878 en Veliko Tárnovo se celebra la sesión de la Primera Asamblea Nacional donde se aprueba la primera constitución búlgara. Sin embargo, como nueva capital de Bulgaria fue elegida la ciudad de Sofía.
La visita de la fortaleza de Tsarevets es imprescindible para entender esta época de la historia búlgara.
Como lugares de interés se pueden mencionar el Museo Arqueológico, el famoso Museo del Parlamento, el Museo de Historia Contemporánea, la Galería de las Bellas Artes, la Catedral.
A varios km. de Tárnovo se encuentra la bodega de Súhindol, especializada en las cepas Riesling y las cepas locales Gamza.
Llegarán al pueblo de Arbanasi.
Arbanai es un pueblo, situado en una meseta desde donde se pueden observar Tsárevets y Trapézitsa, a 4 km de la capital medieval búlgara, Veliko Tarnovo. Clasificado como un pueblo museo, merece una atención especial por su típica arquitectura y sus iglesias decoradas de frescos de gran valor artístico. Sus monumentos de arquitectura y de arte búlgaro se preservan por las autoridades públicas que han tomado todas las medidas para su conservación.
Las casas de Arbanasi son del tipo de las casas fortificadas con murallas altas y puertas de madera grandes revestidas y decoradas con elementos metálicos.
En el interior, estas casas de aspecto imponible están decoradas con verdaderas obras de arte, sobre todo los techos de madera tallada que son unas auténticas obras maestras. Una de las casas más bellas es la casa de los Konstantsaliev, cual podrán visitar, por el nombre de la familia de la cual fue propiedad y construida desde hace más de 400 años. Después de su restauración en 1958, el edificio de la casa fue transformado en museo donde están expuestos muchos objetos que enseñan el modo de vida de la gente local en el siglo XIX. La Iglesia de la Natividad es una de las curiosidades más grandes de Arbanasi: Sobre sus paredes han sido dibujados y representados alrededor de dos mil escenas y se han distinguido más de 3 500 personajes. Es una visita que merece la pena.
El Monasterio de la Transfiguración, a 2 km. de Veliko Tárnovo, construido en lo alto de un pico es un ejemplo destacado de la arquitectura y de la pintura de imágenes religiosas de la época del despertar nacional búlgaro. Verán y apreciarán bien “el último juicio” y “el ciclo de la vida”, dos composiciones de muy gran valor.
Dormirán en Arbanasi, en un hotel de 4*, construido en estilo propio de la región, una verdadera joya. Etapa (110 km)

Día 4: ARBANASI > SHUMEN > OSMAR - Vuelta al pasado
A continuación, en dirección desde el Norte hacía el Este descubrirán una región muy importante en la historia búlgara.
Es allí donde se encuentra Pliska, la primera capital histórica del país y Veliki Preslav, la segunda capital histórica de Bulgaria bajo el reinado de Simeón el Grande en el siglo X. El tsar que inició el Siglo de Oro búlgaro quiso demostrar al mundo la grandeza de su Reino, mediante la nueva escritura, la nueva religión, las artes y las estrategias militares brillantes. Veliki Preslav fue en aquellos tiempos la ciudad más importante en los Balcanes, antes de ser destruida por los otomanos.
Pararán en la ciudad de Shumen que como toda la región es la historia viva de Bulgaria por sus vestigios históricos y el ambiente del lugar que pueden notar al relacionarse con la gente es impresionante. Allí es donde podrán visitar la segunda mezquita más grande de los Balcanes – la mezquita Tombul. Su biblioteca de literatura musulmana es la más bella y la más rica del país. Su nombre viene de la forma oval de su cúpula de 25 m. de alto y construida en estilo barroco turco.
Allí se encuentra el monumento de dimensiones importantes de “los creadores del Estado búlgaro”, inaugurado en 1981 para celebrar 1.300 años de la constitución de Bulgaria (por esa razón simbólica hay 1.300 escalones por los cuales se llega hasta lo más alto del monumento donde se descubre una vista panorámica impresionante).
Allí podrán observar El Jinete de Mádara, una imagen tallada en una roca a 23 m. del suelo, el primer símbolo de los protobúlgaros, representando a un caballero y su perro que vencen a un león que representa la Imperio Bizantino. Esta escultura tallada está considerada como patrimonio mundial de la UNESCO, su fuerza simbólica es tan grande que incluso se puede ver en algunas monedas del lev búlgaro.
Muy cerca de allí, pasarán por el pueblo de Osmar, para visitar su bodega, muy conocida en Bulgaria. Especializada en la producción de vinos blancos, pero también de rakia, única en su género. El modo de producción de sus vinos de especies y frutas, criadas durante varios años en barricas de encina, es un secreto. Al degustar su vino amargo “osmarski pelin” quedaran muy bien sorprendidos.
Se alojarán en un pueblo pequeño, en la casa de una anciana que salvaguarda todavía el estilo auténtico de la casa con las herramientas antiguas de trabajo y la huerta en su patio. Serán recibidos por los niños de los propietarios.
Al pedírselo a los propietarios, podrán visitar el huerto y la pequeña destilaría de aguardiente (la famosa rakía) y así sentir la vida de un pueblo típico en Bulgaria. Etapa (180 km)

Día 5: OSMAR > VARANA > MEDOVO
Llegarán a la costa y a la ciudad milenaria de Varna.
“La Perla del Mar Negro” de gran prestigio internacional y de gran dinamismo actual.
Esta ciudad costera esconde un gran número de vestigios importantes, pero también ofrece a sus visitantes unas playas bellísimas de arena fina, muchos espacios verdes y además un ambiente propicio para relacionarse con la gente. Sus numerosas tiendas, restaurantes variados, cafeterías modernas y sus espacios verdes creen un ambiente festivo y agradable. En verano, la ciudad se convierte en el centro cultural del país.
Podrán visitar, entre otros, el Museo arqueológico, donde verán unas piezas del oro elaborado más antiguo del mundo, la Catedral de cúpulas doradas, las Termas Romanas…Una historia rica, un presente dinámico, una ciudad llena de encanto.
Al interior, a varios km. de la ciudad se encuentra uno de los fenómenos naturales más asombrosos de Bulgaria – las Piedras plantadas. Unas extrañas columnas de piedras sobre varios km², cuyo origen todavía suscita polémicas. Son formaciones naturales, ruinas de una ciudad antigua o creer en la leyenda de los combatientes petrificados en el campo de batalla.
Muy cerca de Varna se encuentra también el monasterio de Aladzhá.
Es uno de los monasterios rupestres búlgaros (4 en total) y en la actualidad funciona únicamente como museo. Prácticamente, de la vida monástica en el monasterio no queda nada más que unos cuantos frescos sobre los techos.
El monasterio de Aladzhá forma un complejo turístico compuesto por un pequeño museo arqueológico, un patio interior grande, muchos espacios verdes con bancos y mesas y el mismo monasterio. Hemos de mencionar que la colección del museo, a parte del interés cultural, tiene explicaciones detalladas en español.
El monasterio de Aladzhá fue uno de los varios conventos cavados en las rocas de la costa norte durante la época de los siglos XIII y XIV.
Según las fuentes, él formaba parte de un conjunto de más de 500 conventos, donde se enseñaba el hesicasmo (la enseñanza de la energía divina) que contaba con un éxito moderado en el Bizancio y en Bulgaria de aquella época.
Descenderán hacía el Sur, siguiendo el litoral hasta llegar a Burgás y se adentrarán al anterior para llegar a su lugar de alojamiento.
El palacete de Médovo es un sitio estupendo para los amantes del vino, porque allí hay una bodega donde podrán degustar los vinos de la región. Es un sitio romántico que permite conocer la vida búlgara y su cultura. Fue creado en 2002 y forma parte de una cooperativa de bodegas que producen las marcas Vineks, Khan Krum, Château Rosenovo y Tierra Antigua, así como los coñacs búlgaros Pliska y Preslav. Estos productos son muy conocidos en Rusia y en varios países de Europa Occidental.
El palacete de Médovo está a 12 km del conocido lugar de veraneo Sunny Beach, a 22 km de Burgás es un sitio ideal desde el cual se pueden hacer diferentes excursiones por la costa del Mar Negro, incluido por supuesto el pueblo museo de Nesébar, patrimonio de la UNESCO.
Construido por los tracios a finales del segundo milenio a. de C., Nessébar goza de una historia rica y ajetreada, sobre todo por motivos de su estratégica situación geográfica. Está inscrito en la lista de la UNESCO como patrimonio mundial, por su excepcional conjunto arquitectónico de estilo bizantino, cuyas famosas iglesias, las casas de la época renacentista búlgara y las calles adoquinadas hacen del pueblo un lugar de gran interés turístico y crean un ambiente particular único. Entre las iglesias de interés, les aconsejamos la visita de Cristo Pantocrator y su galería de arte, la de San Salvador y sus famosos frescos o la de San Juan Aliturgete.
Los propietarios del Palacete han sabido recrear elementos de la arquitectura tradicional, auténticos y artesanales y ofrecen una cocina típica, con posibilidad de representaciones folclóricas, acompañada de vinos de la región, intentando recrear un espacio romántico de un pueblo típico del siglo XVIII.
Los apartamentos y las abitaciones que ofrecen son muy amplios, muy bien equipados y es el sitio perfecto para tomarnos un descanso entre dos excursiones. Etapa (220 km)

Día 6: MÉDOVO > ZHÉRAVNA > SLIVEN - La ciudad de los 100 voivodas
Se dirigirán hacia el Oeste del país para llegar a la ciudad de Sliven.
La zona amplia peatonal en el centro de la ciudad y los edificios de estilo particular son una muestra del prestigio y la importancia de la ciudad en aquellos tiempos.
Hoy en día, la tranquilidad del Parque Central, la gentileza de sus habitantes, la proximidad de la naturaleza hacen de esta ciudad un punto de partida para conocer otros lugares de interés, como por ejemplo "las rocas azules" por encima de la ciudad que, según el tiempo que hace durante el día, les fascinarán con su cambio de color. La ciudad es el lugar de nacimiento de muchos revolucionarios y gente importante que contribuyeron para la liberación de Bulgaria del yugo otomano. Les llamaban los voivodas.
Se alojarán en un hotel familiar construido en 1856 en el estilo del “despertar nacional”, es un edificio considerado monumento nacional de la cultura. Está situado muy cerca de la plaza central Hadzhí Dimítar, cuenta únicamente de 6 habitaciones muy bien amuebladas y representa el ambiente de aquella época. El hotel cuenta con una buena taberna tradicional, toda revestida en madera, donde se respira un buen ambiente.
Podrán subir al Parque de las Rocas Azules utilizando el Teleférico y dar un paseo en este lugar maravilloso.
Posible visita de uno de los pueblos búlgaros más bonitos, pintorescos y típicos – Zhéravna. Situado a unos treinta kilómetros de Sliven en el Balcán.
Sentirán el ambiente rural, visitarán las casas museos y los buenos restaurantes, pero sobre todo notarán la hospitalidad de la gente.
El pueblo esconde unos lugares preciosos. Las casas museos de Yordan Yovkov, de Sava Flarétov, de Rusi Chorbadzhí o la iglesia y su colección de iconos, pintados por las dos caras, la galería del arte, el marco único y la vida local, crean un espacio de serenidad.
Posible visita y degustación de vinos en Sliven en la salida de la ciudad, en la bodega Domaine Boyar, un productor grande. O también a 12 km de Sliven en la Finca Windy Hills. Extendiéndose sobre 420 mil m2, produce vinos de cepas, principalmente francesas, como el Merlot, el Cabernet Sauvignon y el Muscat Sirah. La bodega es conocida por el tratamiento de 500 toneladas de uvas y su ciclo tecnológico cerrado. El edificio está situado en el medio de las viñas y su torre ofrece unas vistas preciosas sobre los viñedos y sus alrededores. El Palacio Windy Hills dispone de un restaurante con un jardín de invierno y de verano con 80 plazas. La sala de cata y degustación en el sótano dispone de 25 asientos. Etapa (140 km)

Día 7: SLIVEN > KAZANLAK > STAROSEL – El Valle de los Reyes Tracios
Entrarán en el Valle de los Reyes Tracios.
Pasarán por la ciudad de Kazanlak que es la verdadera reserva de la civilización tracia. Aquí es donde fue descubierta la primera tumba tracia. Es patrimonio de la UNESCO.
Les aconsejamos la visita de este lugar para conocer esta civilización tracia, todavía muy desconocida, que fue en aquellos tiempos la más poderosa de Europa y de la parte mediterránea mucho antes que la de los egipcios. Podrán también visitar el Museo de la Rosa, el símbolo del país (Bulgaria es el primer productor mundial de aceite de rosas que se usa para la producción de la mayoría de los perfumes). Además, el valles lleva el nombre del Valle de las Rosas y podrán conocer las diferentes utilizaciones de esa flor.
Muy cerca de allí, en las llanuras, cerca de las ruinas de Seuthopolis, la capital antigua del reino de los Odrysses, podrán visitar la tumba real de Seuthes III, descubierta hace muy pocos años por los arqueólogos. Está abierta al público muy recientemente y como el resto de las tumbas tracias está escondida debajo de uan loma de tierra.
Por encima de la tumba, en lo alto de la montaña cercana, podrán observar el monte de Shipka y la preciosa iglesia rusa (la iglesia de la Natividad) del pueblo de Shipka, construida por los búlgaros como agradecimiento a Rusia por la ayuda de la liberación del país del yugo otomano.
Seguirán para llegar a Starosel, pero por el camino podrán parar en la pequeña ciudad de Hisaria. Situada a 364 m de altitud en un valle pequeño de la cordillera de Sredna Gorá.
Es uno de las ciudades termales en Bulgaria y conocida mundialmente. En la actualidad hay 22 fuentes de agua mineral, un clima suave y un pasado histórico.
Durante la Época romana, la ciudad se llamaba Augusta y incluso en esta época tenía la fama de un centro balneario. Allí se habían construido varios palacios, entre los cuales un palacio imperial. Las calles fueron adoquinadas, los baños fueron de mármol y muchas estatuas de Dioses romanos se elevaban en todos los lugares. Enfermos de toda la Península Balcánica, del Medio Oriente y de las islas del Mar Egeo iban a curarse a Hisaria. La ciudad del mármol blanco era visible desde lejos. Hoy en día se pueden visitar entre otros varias basílicas cristianas, un museo arqueológico…
Siguiendo su ruta, a 20 km de Hisaria se encuentra el pueblo de Starosel, muy conocido sobre todo después del mes de agosto de 2000, cuando fue descubierto el santuario tracio más grande de Bulgaria. Data del siglo V a. de C. y probablemente fue construido en honor de Sialkes I, el primer emperador tracio, cuyo imperio se extendía desde el Danubio hasta el Mar Egeo.
Este santuario nos desveló muchos datos y hechos desconocidos hasta ahora sobre la civilización tracia, mal conocida pero muy dominante en estas tierras y mucho antes que el Imperio Romano. Allí se encontraron pruebas de ritos al Dios Dionisio y a la viticultura. A 2 km, de allí se encuentra otro templo tracio de la misma época.
Se alojarán en la bodega de Starosel, al pie del pueblo histórico. Esta bodega produce vinos de gran calidad, así como rakia. La bodega dispone de una parte hotelera, sala de cata y degustación de vinos, un restaurante, un SPA y una piscina. Etapa (180 km)

Día 8: STAROSEL > PLÓVDIV > BRÉSTOVITSA - Una ciudad milenaria
Llegada a la bellísima ciudad de Plóvdiv.
Situada en las riberas del río Maritsa y elevada en siete colinas, es la segunda ciudad más grande de Bulgaria en cuanto a población y extinción. Después de Sofía es el segundo lugar más importante como centro cultural, histórico y turístico.
El Plóvdiv Antiguo, llamado “ la reserva arquitectónica de los siglos XVIII y XIX", provoca la admiración de todos los visitantes.
Los restos de la civilización tracia se entremezclan con monumentos romanos, mientras que las antiguas mezquitas turcas añaden un perfume oriental a una ciudad, donde las civilizaciones que se sucedieron, a veces bastante opuestas, supieron dejar a Plóvdiv lo mejor de sí y de esta manera, convertirla en una ciudad única y original.
Ante todo, hemos de mencionar el precioso conjunto de casas de la época del despertar nacional en "Trimontium" o el Antiguo Plóvdiv que regala a esta ciudad joven y animada un encanto único.
Plóvdiv es una de las ciudades más antigua de Europa, anterior que roma y Atenas y data de la misma época que Troya.
Darán un paseo a pie por la principal calle peatonal del Príncipe de Alexander de Báttenberg, donde paseando podrán observar casas de estilo neobarroco, antes de visitar la iglesia de Santos Constantín y Elena con las imágenes religiosas pintadas por el maestro Zahati Zograf, la mezquita Dzhumayá, el anfiteatro romano y el barrio antiguo. La casa de Lamartine prueba la afección francesa por esta parte del Oriente.
Podrán visitar muchos museos, dependiendo de su interés.
A unos treinta kilómetros de Plóvdiv podrán visitar el pueblo de Báchkovo y su famoso monasterio, el segundo más importante del país. Está construido en 1083 pro Georgien Bakuriani, un comandante bizantino Los tsares búlgaros invirtieron mucho para agrandarlo y embellecerlo.
Puesto en vigilancia durante la ocupación Otomana, el monasterio continuó recibir el apoyo y las donaciones del pueblo cristiano. La espléndida iglesia de Santa María en el patio interior fue construida en 1604, donde se guardan unas esculturas únicas del siglo XVII.
Las últimas renovaciones que se efectuaron fueron durante el 1830 – 1840 con frescos de Zahari Zograf y sus discípulos. Podrán ver también la milagrosa imagen de Santa María, parte de un culto popular que va más allá del convento, el refectorio y su gran mesa de mármol, o su colección con su colección de libros antiguos bizantinos, búlgaros y georgianos. Entre ellos se encuentra un manuscrito musical bizantino del siglo XII y un manuscrito religioso, escrito en georgiano.
Saldrán enseguida hacia su punto final del día, a unos 20 km de Plóvdiv se encuentra la bodega de Todoroff en el pueblo de Bréstovitsa.
Es la primera tienda / bodega en Bulgaria, heredera de una cultura rica y de tradiciones seculares. La bodega crea productos únicos, adaptados a las exigencias específicas de cada cliente. Su equipo de someliers es muy profesional e inspirado en el acercamiento artístico de la casa. La bodega está especializada en la producción de vinos tintos de alta calidad y de series limitadas. Las cepas más utilizadas son: Mavrud, Merlot, Cabernet Sauvignon.
Noche en situ en la parte hotelera de 4* muy nueva, con un pequeño SPA. La bodega ofrece también espectáculos folclóricos, cenas típicas y por supuesto cata y degustación de vinos. Etapa (80 km)

Día 9: BRÉSTOVITSA > BANSKO > DOBARSKO - En Pirin
Saldrán de la parte oriental de los Rodopes para atravesar Pirin, pasando por la bellísima ciudad termal de Vélingrad, para llegar a la ciudad de Bansko.
Es la estación de deportes de invierno más reciente y la más animada de Bulgaria que tiene el récord de nieve, tanto en cantidad, como en duración, puesto que allí se puede esquiar desde el 15 de diciembre hasta el 15 de mayo. Está situada a una altitud de 925 m., en la parte más elevada y la más bella de Pirin.
El estilo de Bansko es representativo para el estilo rural de los siglos XVIII y XIX.
Sus casas fortificada, únicas en su género arquitectónico, son un testimonio del carácter independiente de sus antiguos habitantes. Las casas están construidas con piedras y vigas grandes de madera, siempre con varios escondites, cerradas para el mundo exterior mediante sólidas puertas grandes y murallas fortificadas.
Esas casas fueron privilegio de los ricos de la época, todas ellas tenían chimeneas (incluso los escondites) en su interior y unas fachadas muy bien decorads. Entre todo este patrimonio, podrán visitar las casas de Velyánova, Shárena, Daskáreva, Péneva y la de Hadzhí Rusko. Muchas de estas casas están transformadas en la actualidad en restaurantes de la época donde la cena es una mezcla de espectáculo, delicias culinarias y tradiciones antiguas. Visita de la iglesia de la Santa Trinidad, un ejemplo formidable del Renacimiento búlgaro de 1885. Los artes decorativos, como la pintura, el tallado sobre madera, fueron tan bien desarrollados que la ciudad de Bansko se instituye como una Escuela y pone las bases de un estilo propio durante el Renacimiento búlgaro.
Por otra parte, la ciudad de Bansko tirne otro previlegio, el de ser la entrada de un parque natural nacional - La cordillera de Pirin. El parque nacional de Pirin se extiende sobre la mayor parte de la cordillera de Pirin en suroeste de Bulgaria. El parque es patrimonio mundial de la UNESCO. Se extiende sobre una superficie de 274 km² (27.400 ha), a una altura desde los 1008 m. hasta los 2914 m.
A 17 km de Bansko se encuentra Dobarsko, un pueblecito situado en plena naturaleza. Ofrece unas vistas espectaculares de Pirin.
Además de la belleza de sus paisajes y de la bondad de sus habitantes, Dobarsko alberga uno de los 100 monumentos del patrimonio nacional búlgaro. La iglesia San Teodoro que data del año 1614
Medio ambiente intacto, naturaleza preciosa y una autenticidad real son las palabras que definen de la mejor manera posible este pequeño pueblo.
Las personas más conocidas de este pueblo son sus abuelas (Dobarski babi). Ellas son las encargadas de perpetuar los cantos y las costumbres del pueblo; Podrán escucharlas, ya que cantan en el patio pequeño de la iglesia, vestidas en trajes tradicionales. Para los aficionados al senderismo es un buen destino para practicarlo e ir hasta la cascada Strokalot y la carretera romana que data del siglo IV (duración - alrededor de una hora).
Pasarán la noche en un hotel familiar con una taberna excelente, donde se encontrarán por la noche con la gente del pueblo, las habitaciones y las vistas son preciosas. El hotel cuenta con una piscina donde se podrán refrescar. Etapa (180 km)

Día 10: DOBARSKO > KOVÁCHEVITSA > MÉLNIK – En la frontera griega
Se adentrarán a los Rodopes, que se caracterizan con unos paisajes espléndidos y verdes, con sus pueblos "Pomaks" (búlgaros islamizados durante el yugo turco) que podrán identificar por los minaretes blancos de las numerosas mezquitas.
Tendrán tiempo suficiente para disfrutar de la belleza de los Rodopes, porque la carretera que culebrea en sus entrañas es bastante estrecha, por lo que no podrán conducir a más de 35 – 40 km/h. Existen muchas áreas de descanso a lo largo de la carretera, así podrán aprovechar para parar y disfrutar de los paisajes.
Les aconsejamos pasar el día en el pequeño pueblo de Kovachevitsa, que en general no está como punto de interés, introducido en los circuitos turísticos habituales. Este pueblo les permitirá conocer la vida del siglo XIX, ya que allí tendrán la sensación del tiempo como si se hubiera parado.
Se extiende a lo largo del río Kanina y según las fuentes históricas existe desde los principios del siglo XVII. Los búlgaros huidos de la islamización por los turcos se han instalado en este pueblo.
Hoy en día el pueblo conserva ese ambiente del pasado, gracias a la arquitectura de las casas fortificadas de tejados de lozas de piedra. La naturaleza de este lugar y sus alrededores es excepcional.
Llegarán al pequeño pueblo vinícola de Mélnik. Las pirámides naturales de Mélnik son un fenómeno natural sorprendente y único. Es un paisaje extraño, construido por rocas arenosas, entrecortadas por la erosión.
La naturaleza, como si fuera un artista ha creado una obra maestra al aire libre, un lienzo de pirámides que se suceden una tras otra. El atardecer es un momento muy emocionante, al ver los rayos del sol escondiéndose uno tras otro detrás de los picos de las pirámides. ¡Un momento muy romántico!
El pueblo se extiende a lo largo de las dos riberas de un río, donde se podrá observar el estilo arquitectónico particular de esta región, conocer las casas museos, como la de Kordopulov. Podrán comer o cenar en los numerosos restaurantes y tabernas del pueblo y dejarse llevar por el ambiente tan peculiar de Mélnik. Existe la posibilidad de paseo a caballo.
La ciudad de Mélnik es la ciudad más pequeña y una de las más bonitas de Bulgaria. En ella se nota el recuerdo de un pasado próspero de tranquilidad pastoril y una naturaleza única. La ciudad fue construida por los Tracios. Después los romanos y los eslavos desarrollaron la ciudad y la hicieron un importante centro religioso, cultural y administrativo. A finales del siglo VI los eslavos la bautizaron con el nombre melódico de Mélnik.
Las casas antiguas de Mélnik, construidas según las exigencias de la geografía, impresionan con su arquitectura, dimensiones y bodegas. Las casas más conocidas son: la de Kordopulov - la residencia más grande en la Península Balcánica de la época del Despertar nacional, con una bodega muy grande y ventanas especiales.
Es una región vinícola muy importante, la bodega de Damianitsa es una de las más prestigiosas del país. La región de Mélnik es muy buena para la crianza de cepas de uvas negras, gracias a la tierra de origen volcánico y sus valles soleados. La cepa local, Mélnik se utiliza en un 75% de la producción. Se cultiva también el Cabernet Sauvignon y el Merlot. Algunos de sus vinos tienen un reconocimiento internacional, como por ejemplo el Uniqato. Un color rubí oscuro, rico en aromas de guinda, mora y especias, dejando un sabor equilibrado con matices de vainilla, humo e yerbas en el paladar, todas esas características construyen su fuerte carácter.
Dormirán en un bonito hotel familiar en el centro, construido en estilo de la región que dispone de una taverna. Etapa (170 km)

Día 11: MÉLNIK > RILA > SOFÍA - El sitio más visitado de Bulgaria
Retomarán su ruta hacia el Norte y tendrán la posibilidad de parar en la ciudad termal de Sandanski.
Al salir camino hacia la Sofía van a descubrir el precioso monasterio de Rila, situado en el Parque Nacional de Rila, símbolo emblemático de la cultura cristiano-ortodoxa búlgara, protegido por la UNESCO por la calidad de sus iconostasios, su arquitectura y su historia.
El monasterio se encuentra en la rivera derecha del río Rilska en el Parque natural y nacional de Rila. Es el lugar turístico más visitado en Bulgaria y está inscrito en la lista de la UNESCO como patrimonio mundial. Ocupa una superficie de 8800.4 m² separados en 4 secciones correspondientes a los 4 puntos cardenales que tienen 300 celdas de monjes. El Monasterio fue fondado por San Iván de Rila en 930, pero la estructura actual data del año 1335, bajo la regencia de Hrelio y por este motivo la torre defensiva del interior del monasterio lleva su nombre.
San Iván de Rila fue beatificado por la iglesia ortodoxa. El monasterio sufrió varias devastaciones y destrucciones durante la época del yugo otomano, pero pudo ser protegido por los tsares rusos. Fue también el guardián de la religión cristiana ortodoxa, cuando los católicos y los protestantes querían establecerse en tierras búlgaras en el siglo XIX.
Sus arcas, columnas, decoraciones de madera y pinturas son de una belleza excepcional. La iglesia de la Dormición de la Virgen es considerada como la iglesia con los mejores frescos en Bulgaria. Su iconostasio de madera tallada es único y universal. El museo del monasterio nos descubre su larga historia por los objetos de gran valor que contiene entre sus paredes. Imágenes, libros sagrados, cruces del altar, entre las cuales está la Cruz excepcional del monje Rafael, esculpido de madera y trabajado durante 12 años. Manuscritos glagólicos del siglo XIX, ejemplares de evangelios sobre pergaminos del siglo XIII. En el centro del patio del monasterio se eleva la Torre de Hrelio, una torre defensiva medieval muy bien conservada.
El monasterio es el protector de la identidad búlgara, símbolo de la resistencia, situado en un lugar excepcional de bosque frondoso. Impresionante.
Llegarán a la capital para aprovechar los últimos momentos en Bulgaria y hacer las visitas que no pudieron realizar durante el primer día de su viaje, o por qué no ir de compras. Noche en el mismo hotel que el día de su llegada. Etapa (220 km)

Día 12: SOFÍA - La vuelta
Después de la entrega de su vehículo, cogerán el avión para volver a su vida normal, después de estos espléndidos paréntesis en Bulgaria.

Nota: este itinerario puede extenderse en caso de que el viajero lo desee.

- Alojamiento en casas de hospedaje, hoteles de 3* y 4* (base habitación doble)

Vehículo de alquiler de clase económica (2 pax), intermedia (3 pax) o superior (4 pax) , sin límite de kms, seguro de accidentes y tasas de carreteras, asistencia 24h/24

Guías y Conductores

- Les podemos ofrecer una visita guiada (con un guía acompañante de habla castellana), media jornada en una de las siguientes ciudades: Sofía, Plóvdiv, Veliko Tarnovo. El precio es de 60 €/media jornada. - Servicio de guía turístico acompañante durante todo el viaje - precios a consultar. - Servicio de chófer durante todo el viaje - precios a consultar.


Agencia recomendada por BuscoUnViaje.com

Agencia con sede en Bulgaria

Todos los viajes de esta agencia incluyen un seguro que, en el improbable caso de que surja algún problema durante el viaje, os ayudará a minimizar los inconvenientes

Tu agente para este viaje:

Vesselin

Especialista en Bulgaria

Valoración de la agencia

Basado en 18 respuesta(s) de viajero(s)

Fechas de salida disponibles para este viaje de 12 días

desde 550 €

-

Precio estimado por persona. El agente responsable del viaje te enviará el precio final después de analizar tu solicitud.

¿Necesitas más información?

  INCLUYE:

El alquiler de un vehículo de clase económica (2 pax), intermedia (3 pax) o superior (4 pax) , sin límite de kms, seguro de accidentes y tasas de carreteras, asistencia 24h/24 Desayuno Asistencia telefónica de la agencia 24h/7días

  NO INCLUYE:

Vuelo de ida / vuelta. Tasas de aeropuerto. Seguro de anulación, repatriación y gastos sanitarios. Carburante.

  Sobre el precio

Descuentos importantes por viajar en pequeños grupos: - 3 y 4 personas > 50 € de descuento del precio por persona - 5 y 6 personas > 100 € de descuento del precio por persona El descuento les será aplicado después de la recepción de su petición. Precios por temporada, por habitación individual: 1) de 01 Abril a 30 Junio: 780€ 2) de 01 Julio a 31 Agosto: 840€ 3) de 01 Septiembre a 31 Octubre: 780€ Descuentos para niños: - Niños menores de 2 años – gratis. El niño no tiene asiento reservado en el medio de transporte y comparte la habitación con dos adultos (cama complementaria). - Niños de 2 a 12 años – 20% de descuento. El niño comparte la habitación con 2 adultos (cama complementaria). - El número de niños que puedan compartir la habitación con 2 adultos está limitado a 2 - Si no se alojan al hotel previsto en el programa del viaje, no se podrá efectuar ninguna devolución y la noche en otro hotel correra a su cuenta.

En BuscoUnViaje.com seleccionamos agencias expertas en destinos y/o actividades para que tu no tengas que encontrar las “buenas” entre las cientos de posibilidades que existen.

Te ofrecemos la oportunidad de solicitar presupuesto y consejo a la agencia organizadora de cada viaje sin ningún coste.

Además, BuscoUnViaje.com sigue de cerca cada solicitud para asegurarnos de que te dan un buen servicio.

Recibe ofertas de viaje cada semana en tu email

¿Tienes alguna duda?