Organizar la ruta del viaje por libre: Comprar la guía y otros consejos.

Cuando uno se propone hacer un viaje por libre en plan “mochilero”, una de las cosas que tiene que hacer (a no ser que se sea un ferviente devoto del azar y de ir dejándose fluir cada día del viaje en función del estado de ánimo o las circunstancias), es organizar una ruta que, aunque podrá ser cambiada sobre la marcha, nos permita calcular más o menos hasta dónde podemos llegar o que cosas podremos ver.

Esta fase del “pre-viaje” es, no solamente necesaria, sino sobre todo muy divertida. De alguna forma es el momento en el que se intenta aprender el máximo de cosas posible sobre el destino que hemos elegido para pasar nuestras vacaciones y que nos permitirá, con posterioridad, interpretar y apreciar mejor las experiencias que vayamos teniendo.

Mi primer consejo para poder diseñar una ruta lo mejor posible sería, además de leer información en internet sobre el destino elegido, comprar una guía en papel.

En mi caso, siempre que voy a la librería y compro la guía me siento como si el viaje acabase de comenzar. A partir de ese punto cada noche dedico un rato a leer los apartados introductorios sobre el país (seguridad, trasportes, costumbres, historia, etc…) y a familiarizarme con el mapa, las distancias y los “highlights” (lugares más destacados) del país.

Es difícil recomendar una sola editorial de guías de viaje para todos los destinos porque la calidad de las mismas varía en función de los destinos. Eso sí, hay algunos consejos generales que nos ayudarán a elegir mejor la guía para cada viaje.

  1. Es importante fijarse siempre en el año de edición (o revisión) de la guía. Evidentemente cuanto más actualizada este la guía mejor que mejor. Como norma general una guía con más de dos años de antigüedad sirve de poco a la hora de reservar hostales/hoteles, o de decidir restaurantes y bares en los que comer.
  2. Otro elemento a tener en cuenta es el tipo de viaje que se va a realizar:
  • Si el plan es mochilero extremo, necesitaremos guías que prioricen la información sobre transportes y alojamiento al estilo de las Lonely Planet (o en inglés), Rough Guides, Footprint o la Routard (Trotamundos).
  • Si lo que se busca son más temas culturales, historia, etc.., las de El País Aguilar están bastante bien. Otra opción son las Anaya Touring (Guía Total).
  • Para naturaleza y paisajes, las mejores son las National Geographic, sobre todo por las espectaculares fotos que incluyen.
  • Para aquellos que busquen guías preferentemente para hacer escapadas cortas, sobre todo en ciudades, algunas buenas guías son las Guías Verdes de Michelin.
  • Otras opciones son las Guías Audi o las de Planeta Azul que tiene menos información pero bastantes fotografías y son fáciles de leer.

guías de viaje

3. En todo caso, es casi siempre recomendable tener al menos dos guías de viaje diferentes una enfocada más a la información, transportes, alojamiento, etc.. y otra que tenga que ver más con las actividades que se quieren realizar o cosas que se quieran ver.

Otros Consejos generales:

Una vez que se ha comprado la guía y leído suficiente información, es muy conveniente describir la ruta tipo que se prefiere y calcular los días, kilómetros a recorre e incluso el presupuesto. Sin ánimo de ser exhaustivos ahí van algunos consejos para poder hacerlo.

  • En un plano marcar el punto de inicio del viaje (normalmente coincidente con el aeropuerto al que se llega), y cada una de las etapas que se van a realizar. Calcular la distancia en kilómetros y, sobre todo las posibilidades de conexión (vuelos internos, tren, autobús, coche de alquiler) y las horas asociadas al transporte. Además de Google Maps, será importante buscar las webs de transportes del destino concreto.
  • Una cosa muy importante, o al menos lo es para mí, es no convertir el viaje en una simple ruta en la que se va corriendo de un sitio a otro para intentar “ver” cuantas más cosas mejor. Pasar al menos dos noches en cada sitio porque en caso contrario muchas veces se llegará tarde a un lugar y, en muchas ocasiones, al día siguiente ya habrá que ir a otro sitio. Si se tiene dos noches planificadas en un lugar al menos hay un día en medio  que se puede dedicar a hacer turismo. Evidentemente esto es muy personal y también depende del sitio concreto (no es lo mismo un pueblo, un lugar de naturaleza o una gran ciudad) y de las actividades que se quieran realizar.
  • En todo caso, calcular siempre las distancias sin ser muy optimistas. En muchos países las redes de transportes no son tan fiables como en Europa, Norteamérica o Japón y puedes encontrarte con retrasos, cancelaciones o demás problemas imprevistos. Además es agradable tener tiempo suficiente para “integrarse” un poco en la vida local y aprender cosas de cada sitio por el que se pasa.
  • Seleccionar unos cuantos hostales y/o hoteles que pueden ajustarse a nuestras necesidades y presupuesto. Aunque cuando se llegue a destino se podrán ir a ver y comparar diferentes opciones es importante tener una terna preseleccionada para que la búsqueda sea más sencilla y, en muchos países, para evitar que los guías falsos o los taxistas, intenten llevarnos al que les den más comisión.
  • La seguridad también es un elemento fundamental. En ocasiones hay regiones que presentan una mayor inestabilidad política o mayor delincuencia y que son convenientes evitar. También las condiciones higiénicas y sanitarias son elementos a tener en cuenta a la hora de diseñar la ruta. Consultar las webs de los ministerios de asuntos exteriores y sanidad para asegurarnos de que aquellos sitios a los que tenemos planeado llegar son seguros.
  • Un consejo fundamental es, desde mi punto de vista, dormir la última noche en el lugar desde el que al día siguiente se vuela de vuelta a casa. Nunca hay que jugarse el perder el vuelo por aprovechar una “ultima mañana”. Si puede pasar algo.. , pasará.
  • Si el objetivo del viaje es hacer alguna actividad concreta es muy conveniente que se busquen webs y foros especializadas locales para conseguir información de primera mano e incluso contactar gente local que puedan convertir nuestra experiencia viajera en algo mucho más rico.

Evidentemente esta es una lista de consejos generales y muchos viajeros podrían añadir otros o matizar los que aquí se enumeran. En todo caso, os animo (a vosotros los lectores del Blog de BuscoUnviaje.com) a que añadáis en los comentarios todo lo que se os ocurra pueda ser de utilidad a la hora de planificar un viaje por libre de mochilero.

Otros enlaces de interés para preparar la ruta de viajes:

Guías de viaje online: BuscoUnViaje.com, Wikitravel.

Webs para encontrar compañeros de viaje: Gente para viajar.

Webs y blogs de Mochileros: Mochileros.org, Mochilero sin Mochila, Backpackers Planet.

Foros de Viajes: Foroviajes y Los Viajeros.

Para reservar vuelos y hoteles baratos: BuscoUnViaje.com

Lago de Bled, leyendas a los pies de los Alpes Julianos

Eslovenia encierra muchos rincones dignos de los mejores halagos. Entre ellos se encuentra el Lago Bled, a los pies de los Alpes Julianos (zona de los Alpes que toca la República de Eslovenia), y próximo al Parque Nacional de Triglav.

Además de la belleza de su entorno, el lago alberga una pequeña isla en la que, tras un breve paseo en una barca de recreo, se puede visitar la Iglesia de la Asunción.

Lago Bled en Eslovenia

Lago Bled en Eslovenia

Junto a la orilla del lago de Bled, y en un acantilado de 130 metros de altura, domina el horizonte el Castillo de Bled.

Castillo de Bled

Castillo de Bled

Dice la tradición que en el siglo XVI una joven mujer que vivía en el Castillo de Bled perdió a su marido, asesinado por unos ladrones que tiraron su cuerpo al lago. La joven viuda acudía todos los días a la capilla de la Iglesia de la Asunción para rezar por su marido. Fue tal su devoción por esta iglesia que fundió sus joyas para fabricar una campana que colocar en lo alto de su campanario. La barca que la transportaba para trasladarla a la isla volcó por una fuerte tormenta y la campana se hundió en el lago. Cuando la viuda murió, bajo los auspicios del Papa, se hizo otra campana en Padua que se instaló en la Iglesia barroca de la Asunción, y de la cual se dice que concede los deseos de quienes la hagan repicar. Según dice la leyenda, es posible oír a veces el tañido de la primera campana desde la profundidad del lago en recuerdo del trágico accidente que allí sucedió en el que, además de hundirse la campana original, algunos hombres perdieron la vida.

Puedes leer más en nuestra guía de viajes a Eslovenia.

Otros estudios sobre viajeros

En esta época del año, muchas webs de viajes publican estudios sobre viajeros, sus hábitos y los lugares que visitan. Nosotros publicamos nuestro propio estudio sobre los viajeros a partir de analizar el Índice BUV de más de 2.200 personas, donde vimos que los madrileños y los navarros son los más viajeros de España.

La semana pasada recibimos (de alguien que ha estado apoyando BuscoUnViaje.com desde sus inicios) datos sobre un estudio en la misma línea de Noteca, una aplicación web que monitoriza la presencia de marcas en blogs y redes sociales. Ellos, en lugar de usar datos directamente introducidos por los usuarios, lo que han hecho ha sido analizar más de 5.700 entradas de blogs, actualizaciones de Twitter y de Facebook que hablaban sobre destinos vacacionales. Sus resultados son similares a los que nosotros vemos cada día entre los usuarios que utilizan nuestro recomendador de destinos: la mayoría de las personas quieren “playa” para sus vacaciones. De hecho, según Noteca, hay una gran diferencia: más del 75% de los autores suspiran por la playa antes que la montaña para sus días de descanso. En esta gráfica podéis ver las preferencias expresadas con mayor frecuencia según el análisis de Noteca:

Según este mismo estudio, las comunidades autónomas con playa donde los blogueros y autores de twitter y Facebook prefieren pasar sus vacaciones son Valencia, Andalucía, Canarias y Galicia, mientras que los destinos sin playa más mencionados son Madrid, Aragón y La Rioja. En cuanto a los destinos internacionales, los que aparecen con mayor frecuencia en las redes sociales son Francia (8,5% de las menciones), Italia (6%), Inglaterra (5.9%), Australia (5.7%), Alemania (5.1%), Grecia (5%) y Turquía (4.6%).

Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo a Noteca. Si alguien necesita monitorizar su marca en Internet, ya sabe: lo más sencillo es delegar esa tarea en personas (y sistemas informáticos) que saben hacerlo.

Chichen Itza, una de las 7 Maravillas del Mundo… hasta el año 2020?

Chichen Itza es una de las principales herencias de la civilización maya localizada en la península del Yucatán, en México. Fue reconocida Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1988, y en Julio de 2007, como una de las Nuevas Maravillas del Mundo.

Templo de Kukulcán en Chichen Itza

Templo de Kukulcán en Chichen Itza

Escaleras del Templo de Kukulcán en Chichen Itza

Escaleras del Templo de Kukulcán en Chichen Itza

Templo de los guerreros y de las 1000 columnas en Chichen Itza

Templo de los guerreros y de las 1000 columnas en Chichen Itza

Sin embargo, si quieres visitar estos restos arqueológicos en su estado aún, más o menos, natural, no conviene dejar pasar mucho tiempo porque en el año 2020 todo su entorno se habrá convertido en otro macroproyecto (Central Park Chichén 2020) con 12 hoteles de 5 estrellas, parques acuáticos, un campo de golf, lagos artificiales y centros comerciales. La lógica me dice que habrá arrasar muchas hectáreas de selva para plantar más ladrillos y entornos artificiales…

Si quieres más información sobre destinos turísticos y viajes a México, no dejes de visitar la guía de Yucatán o la guía de Cancún.

Receta de cuscús argelino (couscous – kuskūs)

El cuscús se hace en todo el Magreb (Marruecos, Argelia, Tunez, …) pero como es habitual las recetas varían por regiones dependiendo de la accesibilidad a los diversos ingredientes. Ahora, gracias a los emigrantes y viajeros, el cuscus ha pasado a ser casi una receta tradicional de un territorio mucho más extenso: Egipto, Sicilia, y sobre todo Francia, con mayor importancia en la zona suroeste (Costa Azul, Provenza, …).

Como ya dije en la receta de la Pastella, el paso de las caravanas de mercaderes fue fundamental en el desarrollo de los pueblos por los que pasaban, ya que sus rutas eran de miles de kilómetros, comprando y vendiendo productos durante todo el recorrido, con la consiguiente expansión de gentes, cultura y comida. La ruta que marca el paso de las caravanas por el Magreb se llama ruta de las especias, por ser ese su principal motivo de comercio.

Mi receta de cuscús está basada en la que me enseñó hace unos días Farida, argelina afincada en España, que me invitó a su casa para cocinar con ella el cuscus de cebada que había preparado su madre listo para cocinar. Para hacer mi cuscús no disponía de ese lujo “de madre”, pero el comprado en la tienda étnica (que luego vi también en el supermercado) hizo muy bien su papel.

Como no tengo una olla cuscutera y no puedo almacenar tantos recipientes étnicos en mi limitada cocina, me las tuve que ingeniar para simular el mismo estilo de cocción (al vapor con el aroma del guiso) que si la hubiera tenido. Un cestillo de bambú de cocinar chino, con una gasa en el fondo cumplió el papel muy dignamente.

Cocer al vapor


Preparado para cocer

Hice otra prueba por si alguien no dispone de cestillo, con un escurreverduras de silicona (los otros es muy probable que se derritan con el calor) y también salió muy bien. Otra opción es utilizar cualquier cestillo de cocer verduras al vapor, con una gasa en el fondo para reducir el tamaño de los agujeros. Yo saqué un poco de caldo del guiso, lo puse en otra olla y así conseguí asentar mejor el cestillo. Para que no tocara el caldo, puse debajo una placa con agujeros que viene con la olla expres.

Como especia se usa una que llaman Ras-el-hanout, que tradicionalmente es una mezcla de 27 especias. Hay que decir que la mayoría de las mezclas que ahora venden en los comercios árabes llevan varias pero no 27. La mezcla que compré yo llevaba: curri, cilantro, comino, sal, alcaravea, cúrcuma, pimentón y cayena. Las proporciones: un misterio. Como cada una que compremos será distinta recomiendo ser muy prudente la primera vez que estrenemos paquete y añadir más si es necesario cuando la probemos.

Receta de cuscús para 4 personas

1 espalda de cordero troceada (puede ser otra pieza), 1 cebolla, 200 gr. de judías verdes, 3 zanahorias, 2 calabacines pequeños, 1 patata mediana, 1 taza de garbanzos remojados el día anterior, 2 tomates maduros, tres cucharadas de aceite, 2 cucharillas de Ras-el-hanout. 200 gr. de sémola para couscous.

Unas horas antes, poner en adobo el cordero con la cebolla picada, el aceite y las especias. Lavar el cuscús hasta que el agua salga limpia, pasando los dedos para deshacer los grumos que se forman. Ponerlo escurrido en una fuente, tapado con un paño para que se hidrate. Partir los vegetales por la mitad longitudinalmente y en trozos de unos 10 cm de longitud.

Todo preparado

Una hora y media antes de la comida (más vale que sobre tiempo), poner el cordero en una olla y sofreír. Cubrir con agua cuando haya cambiado de color e incorporar los garbanzos. Cocer a fuego lento 30 minutos . Luego, añadir los vegetales cortados, excepto el tomate.
.A fuego lento

Mientras tanto, poner el grano de cuscus (la sémola) en el recipiente de cocción. Cada uno verá cómo le es más fácil cocer la sémola al vapor. La idea es que el cuscús se cueza con el vapor del caldo del cordero. Mi solución: saqué caldo del guiso, cubrí 5 cm el fondo de otro puchero, y puse mi cestillo (ver arriba). Cocer 10 minutos y sacarlo del puchero. Volver a ponerlo en la fuente, deshaciendo con los dedos el bloque que se ha formado. Añadir un cazo de caldo y una cucharilla de sal sobre la fuente. Luego, otra vez la sémola al cestillo y vuelta a cocer 10 minutos. Es importante hacer la cocción en dos tandas.

Añadir el tomate al puchero del cordero. Pasados 5 minutos ya está listo. Serviremos el cordero en una fuente y el couscous en otra o en un lateral. La idea es comer la sémola empapada con la salsa y mezclada con el guiso.

Cuscus terminado

El guiso de cordero puede hacerse el día anterior, queda estupendo y ahorras tiempo. La sémola es mejor hacerla en el mismo momento. Si le preguntas a un cocinero tradicional pensará que es una barbaridad, pero el plato se puede congelar y lo resiste muy bien. Fácil y sencillo, aunque los menos cocinillas siempre podrán degustar uno riquísimo en los viajes a Argelia

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo