¿Qué ver en Kazajistán y Kirguistán?

Lo que tienes que hacer y ver en Kazajistán y Kirguistán

  • Sin duda, uno de los mayores atractivos de Kirguistán son sus asombrosos paisajes, dignos de cualquier escena de ciencia ficción que nos lleve a pensar que son, simplemente, producto de la imaginación. Y es que el territorio kirguís ofrece una amalgama de parajes difícil de encontrar en otro lugar, donde las extensas mesetas y estepas se trasforman en bosques de abetos gigantes, con montañas que parecen tocar el cielo y lagos inmersos en valles en los que la naturaleza se palpa a cada segundo. La cámara de fotos será imprescindible.

  • Alejándonos de la más mundanal Biskek, merece la pena adentrarse por las regiones del interior, donde existen pocas huellas de civilización y en donde un animal-transporte prevalece por encima de todos los demás: el caballo. En los verdes valles de las montañas es muy común observar abundantes manadas de caballos corriendo, y es que a decir verdad, se trata del animal más emblemático y popular del país. De hecho, se dice que todo kirguís ha nacido en un caballo y que no hay mejor forma de recorrer Kirguistán que a los lomos de este équido.

  • Asimismo, uno de los más bellos rincones que ver en Kirguistán es el que domina el lago Issyk-Kul, situado al norte de las montañas Tien-Shan, que sirven de frontera entre este país y China. Los omnipresentes picos nevados se convierten aquí en telón de fondo para un paraje en el que el Issyk-Kul, que está situado a unos 1.600 metros de altitud, constituye el lago más grande del mundo después del Titicaca. Tradicionalmente los kirguises lo llamaban (y lo siguen haciendo) "mar caliente que nunca se congela", a diferencia de otros lagos de la región. Bajo sus aguas, una expedición halló en 2007 restos de una ciudad que podría tener 2.500 años de antigüedad. Por otra parte, algunas zonas del lago se convierten en playas improvisadas en verano.

  • La pureza de los valles se abandona, en cierta medida, en la ciudad de Biskek, aunque en su horizonte siguen manteniéndose como protagonistas los nevados Montes Kirguises. Se trata de una ciudad bastante moderna, originaria del siglo XIX, cuando fue erigida por los soviéticos, que destaca por sus museos, el carácter afable de su población (algo que se puede hacer extensible a todo el país) y la vida animada de sus calles. La ciudad es bastante bonita así que el viajero no deberá perder la oportunidad de recorrerla a fondo.

  • La Ruta de la Seda cruzaba la antigua ciudad de Osh, hoy en día el segundo núcleo más grande de Kirguistán. Merece la pena acercarse hasta esta ciudad del sur para, además de visitar su gran bazar o la colina que domina el centro de la localidad, emprender una de las muchas rutas de trekking o senderismo que desde aquí parten hasta las denominadas "montañas celestiales". La dureza de algunos de los circuitos hace que esta actividad sea, en muchos casos, desaconsejable para los que están en baja forma.

  • Una de las más bellas estampas que ver en Kirguistán será la que se obtenga frente al lago Son Kul, otro de los lagos donde el mundo parecerá detenerse durante unos instantes. Está situado a algo más de 3.500 metros de altitud y es conocido por la posibilidad de acampar en sus proximidades, un idílico paisaje cuya calma tan sólo podrá verse perturbada por los rebaños que durante el verano son traídos por los pastores para el pasto.

¿Quieres viajar a Kazajistán y Kirguistán? BuscoUnViaje.com te permite solicitar presupuesto a diferentes agencias expertas para un

viaje a medida Kazajistán y Kirguistán

 

Solicitar presupuesto para viaje a medida a Kazajistán y Kirguistán

Herramientas para organizar tu viaje

Con ayuda de un experto en Kazajistán y Kirguistán

Compara itinerarios, actividades, fechas y precios de los viajes que ofrecen las mejores agencias expertas en Kazajistán y Kirguistán. Cuando encuentres el mejor viaje, solicita presupuesto. También puedes pedir un viaje a medida. Y siempre, siempre, sin gastos ni comisiones, garantizamos el mismo precio que reservando directamente en la agencia.