Ver todos los circuitos por Grecia

Grecia: Atenas + circuito cultural + isla de Paros

Viaje organizado por la agencia de Comercial
  • Viaje de 12 días

  • Viaje en grupo

  • Viaje de buceo / submarinismo

    Un viaje dedicado a bucear en Grecia

  • Este viaje no está disponible en estos momentos. Haz click aquí para ver viajes disponibles a Grecia

En estos momentos este viaje no está disponible

Contáctanos si tienes dudas

Ver todos los circuitos a Grecia

Grecia: Atenas + circuito cultural + isla de Paros Aprovecha nuestras plazas aéreas garantizadas en el mes de Agosto y conoce Grecia a fondo. Un recorrido por el país heleno que arranca en Atenas y continúa con un circuito cultural en el que se visitarán los principales puntos histórico-culturales de la Grecia continental: Peloponeso, Delfos y Meteora. Y como broche final una estancia en la desconocida isla de Paros, en el archipiélago de las Cícladas.

Viaje en grupo

Es un viaje en grupo abierto a cualquier persona que se quiera unir.

Viaje de buceo / submarinismo

Viaje centrado en conocer la vida submarina del destino. No es un viaje para personas que desean conocer la cultura o monumentos del destino.

Itinerario detallado del viaje

Ciudades de salida
Madrid

DÍA 1: MADRID - ATENAS

Salida del aeropuerto de Madrid en el vuelo de la compañía Iberia (10:50). Llegada a Atenas a las 15:20 y traslado a su hotel. Alojamiento

Día 2: ATENAS - CANAL DE CORINTO - MICENAS - EPIDAURO - OLIMPIA

Salida temprano, tras el desayuno, hacia la Región de Peloponeso.

Nuestra primera parada se realizará en el famoso Canal de Corinto, gran obra arquitectónica ya ideada en la antigüedad por Periandro, Tirano de Corinto y construido y terminado por los franceses el año 1893, facilitando así el paso desde el Golfo Sarónico al Golfo de Corinto y por consiguiente al Mar Jónico, ahorrando días de navegación para los barcos.

A continuación, atravesando los campos repletos de naranjos y limoneros de la Argólida, nos dirigimos hacia la antigua ciudad de Micenas. Ciudad homérica de enorme importancia en la antigüedad, donde se desarrolló una de las culturas más significativas de la antigua Grecia. La entrada a la ciudadela real se efectúa por la Puerta de los Leones, la muestra más antigua de escultura monumental de Europa. En el interior veremos las Tumbas Reales, el conjunto del Palacio y casas de altos dignatarios, así como otras importantes construcciones.

Ya fuera de la acrópolis de Micenas, visitaremos una monumental tumba abovedada llamada tradicionalmente Tumba de Agamenon, donde el arqueólogo Heinrich Schliemann, descubrió el espectacular Tesoro de Atreo (una de las más emblemáticas piezas, la máscara de oro, se puede admirar junto con el resto del tesoro en el Museo Nacional Arqueologico de Atenas).

Después continuaremos nuestro camino hacia Epidauro, antigua ciudad-estado famosa por su santuario dedicados a Asclepios, dios de la medicina en la Grecia clásica, en cuyo recinto se encuentra el más conocido teatro del mundo antiguo, el Teatro de Epidauro, famoso por su sorprendente acústica. Se compone de una orchestra circular (la escena), de tierra batida de casi 20 m de diámetro, rodeada por gradas en herradura, divididas en dos niveles por un pasillo llamado diazoma. El nivel inferior lo componen 32 filas de gradas, divididas en 12 sectores o kerkidès por 11 escaleras. El nivel superior cuenta con 20 filas de gradas y 22 kerkidès.

La acústica del Teatro de Epidauro es excepcional, permite a los últimos espectadores más alejados, oír y distinguir a los actores incluso hablando en voz baja. Actualmente sigue siendo el marco de diferentes representaciones teatrales. Se cree que este teatro pudo albergar hasta un total de 14.000 espectadores lo cual lo convierte en uno de los teatros antiguos con más capacidad de aforo. Tras la visita del museo salimos hacia Olimpia atravesando la región montañosa de Arcadia.

Llegada a última hora de la tarde, cena y alojamiento.

Día 3: OLIMPIA - DELFOS

Después del desayuno, visitaremos el recinto arqueológico de la antigua ciudad de Olimpia.

Esta importante ciudad de la antigua Grecia, era la sede (cada 4 años) de una de las varias competiciones atléticas que tenían lugar periódicamente en territorio griego y cuya finalidad era hermanar y pacificar a las diferentes ciudades-estado que conformaban el mundo heleno. Su nombre aún se conserva  y se ha mantenido a lo largo de la historia, son los Juegos Olímpicos. Los primeros de los que se tiene constancia se celebraron el 776 a.C. y continuaron hasta finales del siglo IV que el emperador Teodosio los abolió en el año 393 d.C..

La reanudación de los Juegos Olímpicos, ya en la era moderna, tuvo lugar en el año 1896 a instancias del barón francés Pierre de Coubertin y aunque se celebraron en Atenas, la llama olímpica se originó en su cuna natural, el Santuario de Olimpia, donde cada 4 años se enciende de manera solemne según la antigua ceremonia y desde allí recorre el mundo hasta la ciudad organizadora.
Olimpia también fue famosa como centro religioso, de hecho fue uno de los santuarios más importantes de la Grecia antigua, conocido por su gigantesca estatua de oro y marfil de Zeus hecha por Fidias, desgraciadamente hoy desaparecida. Fue tallada para conmemorar la victoria sobre los persas en la Segunda Guerra Médica y estaba considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Cerca del templo, gracias a las excavaciones arqueológicas, se ha encontrado el taller de Fidias, con numerosas herramientas del escultor.

Los abundantes tesoros acumulados en el templo hicieron que fuera saqueado por los arcadios. Desde el 342 a.C. fue protectorado de Alejandro Magno.

Visitaremos el Pritáneo (edificio donde se celebraba la ceremonia de proclamación de los campeones de las distintas disciplinas), el Filipeión, el Templo Dórico Hereon, dedicado a la diosa Hera en cuyo honor se celebraban competiciones especiales de carrera, las Hereas, en las que sólo participaban vírgenes de la región de la Elide. Al suroeste del Hereon se encuentra el Pelopio, altar construido en honor al rey Pélope de quien tomó el nombre el Peloponeso. Cerca de él, el Templo Dórico de Zeus. Fuera del sagrado recinto visitaremos el Boulefterion, la Palestra, el Gimnasio, los Baños, el Estadio y el Museo Arqueológico de los Juegos Olímpicos. Al finalizar la visita, almuerzo libre en una taberna del pueblo y salida hacia Delfos.

Atravesaremos la región de Achaia y el espectacular Puente Olímpico, que se concluyó en 2004 con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos en Atenas (es el puente colgante más grande del mundo).

Llegamos a Delfos. Cena y alojamiento.

Día 4: DELFOS - KALAMBAKA

 Después del desayuno, visitaremos el área arqueológica de Delfos.

Según la mitología Delfos era el centro del mundo antiguo (el omfalos), el lugar en el que se juntaron las dos águilas que Zeus soltó desde ambos confines de la tierra. En este lugar se instauró el Oráculo de Delfos y se convirtió en un gran recinto sagrado dedicado principalmente al dios Apolo, que tenía en el centro su gran templo, al que acudían los griegos para preguntar a los dioses sobre las cuestiones que les inquietaban. Se sitúa en el emplazamiento de lo que fue la antigua ciudad de Delfos (que hoy ya no existe), al pie del Monte Parnaso, en medio de las montañas de la Fócida, a 700 m sobre el nivel del mar y a 9,5 km de distancia del Golfo de Corinto.

De las rocas de la montaña brotaban varios manantiales que formaban distintas fuentes. Una de las más conocidas era la Fuente de Castalia, rodeada de un bosquecillo de laureles consagrado a Apolo.

La leyenda y la mitología cuentan que en el Monte Parnaso y cerca de esta fuente, se reunían algunas divinidades, diosas menores del canto y la poesía, llamadas musas y las ninfas de las fuentes conocidas como náyades. En estas reuniones Apolo tocaba la lira y las divinidades cantaban.

El Oráculo de Delfos influyó en gran manera en la colonización de las costas del sur de Italia y de Sicilia. Llegó a ser el centro religioso del mundo helénico, famoso por su oráculo y las profecías de las pitonisas, que aspirando los vapores que brotaban de unas grietas en la tierra, entraban en trance pronunciando el Oráculo Divino. Aquí acudían los altos mandatarios de las ciudades (polis) antes de tomar una decisión importante para pedir consejo a los Dioses.

La descripción bastante exacta de cómo fue el recinto sagrado, se conoce gracias a los relatos de Pausanias, viajero, historiador y geógrafo griego del siglo II d. C. que detalló el recinto con gran fidelidad. Las actuales excavaciones arqueológicas así lo han confirmado.

Una cerca sagrada, llamada Peribola, rodeaba todo el enclave del santuario. En la esquina sur oriental del recinto comenzaba la Vía Sacra, que iba subiendo la montaña, serpenteando y pasando por delante de las pequeñas edificaciones llamadas Tesoros, pasando también por delante del estadio y de diversos monumentos, hasta llegar al Templo del Oráculo dedicado a Apolo. El peregrino accedía por la puerta principal de esta Vía Sagrada.

Por detrás del santuario existe una gran cuesta que va descendiendo hasta un barranco. En el valle pueden verse los cientos de olivos plantados cuya extensión llega hasta el golfo de Corinto.
Los llamados Tesoros eran pequeños templos donde se guardaban los exvotos y las donaciones que frecuentemente constaban de valiosos objetos.
En el recinto arqueológico visitaremos el Teatro, el Estadio Antiguo donde se celebraban los Juegos Piticos, el Templo de Apolo, y los Tesoros de las distintas ciudades-estado.

A continuación, salimos del recinto arqueológico para visitar el importante Museo de Delfos, donde entre otras maravillas se conserva la bellísima estatua en bronce del Auriga de Delfos.

Tras un tiempo libre para el almuerzo seguiremos el camino por el Monte Parnaso y la llanura de Tesalia para llegar a Kalambaka. Cena y alojamiento.

Día 5: MONASTERIOS DE METEORA - ATENAS

Tras el desayuno subiremos hasta los monasterios para realizar la visita.

Meteora es en su conjunto un austero centro monástico desde el siglo XI. Los monasterios se construyeron sobre los pilares rocosos que la naturaleza ofrecía haciéndoles no solo  inexpugnables sino también lugares idóneos para orar, buscar la espiritualidad, reforzar la fe y en definitiva estar más cerca de Dios. Esa sensación de retiro, paz y tranquilidad que buscaron los monjes que aquí se retiraron, es la misma que hoy en día siente el visitante al admirar tan magnifica conjunción de naturaleza y construcciones realizadas por la mano del hombre.

Efectivamente lo extraño y majestuoso de este lugar llamaron a muchos a alejarse del mundo y retirarse aquí, dando origen a los Monasterios de los Meteoros, convertidos, con el paso del tiempo, en oasis para el espíritu. Efectuaremos una completa visita de este fantástico lugar con sus monasterios suspendidos en el cielo, uno de los sitios más interesantes de toda Grecia. En la actualidad de los 21 monasterios sólo 6 están habitados. En su interior podemos contemplar bellísimas pinturas al fresco, así como iconos originales trabajados por los propios monjes, verdaderas obras de arte. Visitaremos dos de los más importantes.

Tiempo libre para el almuerzo. A continuación regreso a Atenas con una breve parada en el Paso de las Termopilas, en el monumento dedicado al rey espartano Leónidas, que con sus 300 guerreros libró la famosa batalla contra los invasores persas.

Llegada a Atenas. Alojamiento

DÍA 6: ATENAS

Tras el desayuno les proponemos que conozcan la ciudad con nuestra excursión "Walking Tour". Atenas es una ciudad llena de monumentos de la antigüedad, es allí donde se plantaron las semillas de la democracia, la filosofía, la medicina y el arte occidental. Les recomendamos visitar el punto más alto e importante de la ciudad y el que ha representado desde la antigüedad a Grecia, la Acrópolis.

Es un santuario (no una ciudad) dedicado a la diosa Atenea, patrona de la ciudad a la que da nombre. Se sabe que en ella hubo presencia humana desde tiempos prehistóricos, aunque lo que hoy podemos admirar data de la época clásica, es decir, mediados del s. V a.C. Este conjunto que se concibió para adorar a una divinidad, ha trascendido la historia y el tiempo y hoy se entiende como síntesis de una forma de pensar y vivir, la griega, en contraposición a la de otros pueblos llamados “bárbaros”. Sus construcciones han hecho derramar incalculables ríos de tinta y han maravillado al ser humano de forma comparable a como lo hacen las Pirámides de Egipto. Por todo ello la Acrópolis está declarada Patrimonio de la Humanidad. El Partenón, el Erecteión, el Templo de Atenea Niké, los impresionantes Propileos, atraen diariamente a miles de turistas que acuden cual peregrinos a contemplar estas obras maestras del genio humano. Muy próximo a la Acrópolis se inauguró recientemente el nuevo Museo de la Acrópolis que recoge una colección impresionante de obras antiguas de la época clásica griega, expuestas con un concepto moderno e innovador que consigue unir visualmente la Acrópolis con el propio museo. Sin duda vale la pena dedicar unas horas para disfrutarlo. 
A las faldas de la colina de la Acrópolis se encuentra el recinto arqueológico del Ágora. Se trata del lugar dedicado en el siglo V a. C. a la política, a las artes, a la filosofía y a todo aquello que hacía ennoblecerse al ser humano. Puede compararse con el posterior Foro Romano, con la salvedad de que el Ágora no servía de mercado, mientras que aquel sí tenía esa función añadida. Merece la pena una visita al lugar donde se gestaron las ideas del derecho, la ciencia, la filosofía, la política y la democracia moderna, y pasear por el mismo lugar por el que pasearon Sócrates, Platón, Pericles, Aristófanes… La visita incluye el privilegio de entrar y caminar por una stoa, edificio porticado donde se reunían los asiduos al Ágora buscando el frescor de la sombra y que ha sido reconstruido por la Escuela Americana de Arqueología.
Después del Ágora, seguimos descubriendo, en los alrededores y la ladera de la colina de la Acrópolis, impresionantes edificios historicos como son el templo dedicado a Hefaistos o Theseion, el Teatro de Herodes Aticus, el Teatro de Dionisio, el Templo de Zeus Olímpico. Tanto la Acrópolis como el Antiguo Ágora se pueden rodear por una de las calles peatonales más largas y cargadas de historia de Europa, la calle Dionissiou Areopagitou. Continuamos la visita con el barrio más antiguo de Atenas, Plaka, envuelto en un ambiente inusualmente marcado por la antigüedad de la ciudad, calles impregnadas de historia pero en las que se vive intensamente el dia a di. Desde allí continuamos la visita hacia el centro neuralgico de Atenas, la Plaza de Sintagma con el Parlamento, donde se puede ver el peculiar cambio de guardia. 
Para almorzar lo ideal es la terracita de cualquiera de las tabernas de Plaka a la sombra de la Acrópolis. Por la noche hay que visitar el barrio de Psiri, zona de moda que está al lado de Plaka, donde se podrán degustar los auténticos sabores de la cocina griega tradicional así como las más novedosas tendencias gastronómicas. Son mucho los restaurantes que ofrecen música tradicional en vivo. Alojamiento

DÍA 7: ATENAS - PAROS

Tras el desayuno, traslado al puerto de El Pireo donde embarcarán en el ferry que les llevará a la isla de Paros. Llegada a la isla y traslado al hotel. Alojamiento

DÍAS 7 al 10: PAROS

La isla griega de Paros es una de las más populares y turísticas de las islas Cícladas, situada en el corazón del archipiélago, cerca de Naxos, Mikonos, Ios, Syros y Sifnos. Es la tercera en tamaño después de Naxos y Syros. Es una isla popular y las razones son obvias: exquisitas playas de arena con aguas cristalinas, pueblos tradicionales con casas blancas cúbicas con ventanas y puertas de colores, estrechos callejones, buganvillas de diversos colores, capillas, iglesias, monasterios, una excitante vida nocturna….

Paros fue habitada desde 3200 a.C., como han demostrado las excavaciones realizadas en el islote de Saliagos, situado entre Paros y Antiparos. Probablemente formaron una sola isla en la antigüedad.

Según la mitología, el cretense Alkaios fue el primer rey de Paros y edificó una ciudad en el lugar donde se sitúa la capital actual de la isla, Parikia. En esos momentos, Creta tenía un rico comercio con Egipto, Asiria y los Balcanes.

El siglo VIII a.C. fue un período próspero para Paros convirtiéndose en una potencia marítima, comerciaron con los fenicios y crearon una colonia en la isla de Tasos, rica en yacimientos de metales. Uno de los grandes descubrimientos de esta época fue el taller de cerámica antigua en Tholos y el antiguo cementerio de Parikia.

Después de la caída del Imperio Romano, Paros pasó a formar parte del Imperio Bizantino y sus habitantes se convirtieron al cristianismo, lo que explica la gran cantidad de iglesias y capillas que posee la isla. Paros era ideal para los bizantinos por su posición estratégica y por sus llanuras particularmente fértiles.

Los cretenses transformado la isla en una estación naval y le dieron el nombre de Minoa, título honorífico otorgado a las ciudades reales de Creta. En el año 1100 a.C., los jonios llegaron a la isla y, después de una primera derrota, se las arreglaron para ganar a los minoicos, destruyeron su civilización y se convierten en los gobernantes de la isla. Vestigios de la civilización antigua se pueden ver en la Acrópolis cerca Kolimbithres.

En el año 1000 a.C., Paros fue tomada por los arcadios, dirigido por Parios, del que la isla tomó su nombre definitivo.

Aparte de la economía, la cultura también floreció en la isla y se construyeron muchos templos incluyendo un templo a la diosa Atenea y a Asklepieion. Muchos poetas han nacido en Paros, como el lírico Arquíloco, primer poeta que utilizó en sus poemas elementos personales en lugar de los heroicos.

En los tiempos antiguos, Paros se hizo famosa en el Mediterráneo por la alta calidad del mármol de las canteras Marathi, utilizado para construir muchas obras de arte y obras maestras como el Templo de Apolo en Delos, la Venus de Milo, la Estatua de Hermes (Praxíteles) en Olimpia y mucho más.

En 338 a.C. la isla cayó bajo el gobierno de Felipe de Macedonia y se convirtió en parte del imperio macedonio. Después de la muerte de Alejandro Magno, Paros pasó al control de los Tolomeos, los sucesores de Alejandro. Varios monasterios e iglesias fueron construidas en aquellos tiempos, entre ellos, el más famoso es la Iglesia de Ekatontapiliani, situadA en Parikia. Considerado como el monumento bizantino más importante de Grecia, esta iglesia se cree que ha sido construida de acuerdo a las órdenes de Santa Elena, madre de Constantino el Grande.

Entre 1207 y 1389, Paros pasó a formar parte del Ducado del Egeo, a manos de los venecianos. El gobierno turco logró vencer a los venecianos y permaneció durante muchos años en Paros, hasta la revolución griega de 1821. Después de la Independencia, la isla de Paros, como todas las Cícladas, se convirtió en parte del nuevo estado griego.

Parikia es la capital y el puerto principal de Paros. Está construida en forma de anfiteatro alrededor del puerto y tiene una arquitectura de lo más típico, con casas encaladas y techos planos, puertas, ventanas y balcones de colores, calles estrechas y laberínticas.   En la entrada al puerto, un magnífico molino de viento encalado da la bienvenida a los visitantes y constituye la marca de Paros.

A pocos minutos se encuentra Kastro (castillo), barrio típicamente cicládico. Fue construido durante el siglo XIII en el punto más alto de la ciudad. Para su construcción se usaron materiales y columnas de un antiguo templo de la Acrópolis. Hoy en día, sólo queda una parte de la muralla y una torre del castillo veneciano. Junto a las ruinas del templo también hay restos dispersos de antiguas residencias. Desde el castillo se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de los alrededores.

Muchas iglesias están alrededor de Kastro, como el Septemvriani Panagia (La Virgen de septiembre), la Iglesia de Agia Eleni (Santa Elena) y la más importante y antigua de todas, la hermosa iglesia bizantina de Panagia Ekatontapiliani (Nuestra Señora de las Cien Puertas), que es considerado uno de los monumentos bizantinos más importante aún en pie en Grecia. Es una de las iglesias más antigua de Paros y la tradición dice que fue construida por órdenes de Santa Elena, mientras ella se dirigía a la Tierra Santa para encontrar la Cruz de Jesucristo. Esta iglesia también alberga un interesante museo.

Otro museo interesante es el Museo Arqueológico de Paros, que se encuentra detrás de la iglesia de la Panagia Ekatontapiliani y exhibe una colección de hallazgos diversos (esculturas, grabados, jarrones, etc) que data del Neolítico y romano.
Otros lugares interesantes para visitar en Parikia son las ruinas de Asclepieio, el Templo de Afrodita, el Templo de Ilitía (Verdad), el Templo de Zeus Ypatos.
A unos 6 km de Parikia se encuentra el Monasterio de Longovarda, fundado en 1638. Este es el monasterio más grande de la isla y es famoso por su arquitectura. También alberga una biblioteca en la que se guardan valiosos manuscritos, iconos y frescos dignos de ver.
El segundo pueblo más importante de Paros es Naoussa, famoso por su ambiente cosmopolita, las hermosas playas y su animada vida nocturna. Se encuentra en una amplia bahía en la parte norte de Paros a 10 km al este de la capital. Es considerado uno de los pueblos pesqueros más bonitos de las islas Cícladas y, a pesar del desarrollo del turismo, mantiene su autenticidad, su carácter y su encanto, con sus flores blancas y pequeñas casas y sus iglesias y capillas, rodeado de laberínticas calles estrechas y empedradas. Pasear por Naoussa a cualquier hora del día es una delicia. Se puede observar a los pescadores arreglando sus redes, las ruinas al final del muelle y la pequeña Iglesia de San Nicolás, junto al puerto.

Lefkes es una aldea montañosa en el centro de la isla, uno de los pueblos más bellos de Paros. Construido a una altitud de 300 metros sobre el nivel del mar, en una verde colina cubierta de olivos y pinos que ofrece una vista impresionante de la isla de Naxos. Lefkes fue la capital de Paros durante la Edad Media y está repleto de pequeñas casas tradicionales de color blanco, mezcladas con la arquitectura veneciana, maravillosas iglesias que datan del siglo XV, molinos de viento y hermosos palomares. La Iglesia de Agia Triada (Santísima Trinidad) es la iglesia principal del pueblo, hermosa iglesia bizantina de mármol blanco con valiosos iconos bizantinos. También es importante el Museo de Arte Popular, que presenta diversas utilidades y prendas de vestir, y el Museo del Pueblo Egeo. Desde este pueblo sale el "Camino de Bizancio", un camino pavimentado que data de la época bizantina que conduce a la aldea de Prodromos y termina en el mar.

Otras localidades de interés son:

Marpissa, situado en la colina de Kefalos, justo por encima de Piso Lavadi, a 18 km al sureste de Parikia, construido en forma de anfiteatro, como la mayoría de los pueblos cicládicos. Las ruinas de su antiguo castillo y el Monasterio de Agios Antonios (San Antonio) se pueden encontrar en la parte superior de la colina de Kefalos.


Aliki, hermoso pueblo costero con un puerto pintoresco, situado a 13 km al sur de Parikia. Es uno de los lugares que más ha desarrollado el turismo. Pero aun así ha sabido mantener su tranquilidad y carácter tradicional. Los lugareños destacan por su bondad y cuidan mucho a los amantes de la gastronomía. Incluso los propietarios de las tabernas y restaurantes cultivan sus propios productos con el fin de ofrecer los mejores y más sanos platos.
 

Prodromos, al sureste de Parikia. Su nombre fue dado por la iglesia del siglo XVII de Agios Ioannis Prodromos, cuyo interior está completamente decorado con bonitos iconos. Drios es un pueblo costero con un pequeño puerto donde amarrar los barcos de pesca. Se hace popular en verano debido a su ubicación cerca de las playas más populares en Paros, como Glyfa, Golden Beach y New Golden Beach.

El pintoresco pueblo de Marathi se encuentra a 5 km de Parikia, es bien conocido por las canteras de mármol que funcionaron durante 500 años en los tiempos antiguos. Estas antiguas canteras se pueden visitar hoy en día. El mármol de Marathi fue trasladado a otras ciudades griegas y con él construyeron antiguos templos y estatuas. De hecho, fue utilizado para crear algunas de las mayores obras maestras antiguas, como la Afrodita de Milos, Hermes de Praxíteles, la Victoria de Samotracia y muchos templos en la isla de Delos

Son muchas las playas que podemos encontrar en Paros, un ejemplo son:

Kolimbithres, una de las playas más famosas de Paros, situada en la enorme bahía de Naoussa. Esta playa es especialmente impresionante debido a que enormes bloques de granito han sido erosionados por el viento y el mar esculpiendo extrañas formas. Entre estas rocas, pequeñas calas de arena fina se alinean una tras otra.

Cerca de Naoussa podemos encontrar la playa de Santa María, en la bahía Plastira. Es una larga línea costera dividida en dos playas de fina arena dorada, que ofrecen una vista hermosa de la isla de Naxos y cristalinas aguas color esmeralda. Es muy recomendable para el buceo.

Golden Beach o Chrissi Akti, ubicada al sur de Parikia, es considerada como una de las mejores playas de Paros. Es una larga playa de arena dorada de unos 700 m. de longitud, famosa por los surfistas por sus ideales condiciones de viento. Cada mes de agosto la Copa Mundial de Windsurf Profesional se organiza en esta playa.

New Golden Beach. Esta larga playa de arena es conocida como uno de los lugares más paradisíacos del Mediterráneo, ideal para la práctica de deportes acuáticos, sobre todo el windsurf. Fiel a su nombre, la playa es famosa por su arena dorada y aguas cristalinas.

Pounda es una de las playas más famosas y concurridas de la isla. Ofrece todo tipo de instalaciones turísticas y sus fiestas son conocidas en la isla. La Copa Mundial de Kite board se celebra aquí.
 

Kríos es una hermosa playa situada muy cerca del centro de Parikia, a sólo 2 km. Es una larga playa de arena con aguas cristalinas rodeadas de una bahía y bien protegida de los vientos fuertes del verano. Se puede apreciar una bonita vista de Parikia y los aldedores. También cerca de Parikia se encuentra Parasporos, gran playa con aguas color esmeralda y arena dorada.

Logaras, Livadia, Ambelas, Agali, Agia Irini, Agios Fokas, Agios Nikolaos, Delfini, Farangas y muchas, muchas más.

A muy poca distancia de Paros se encuentra la pequeña isla de Antíparos. Desde el pequeño muelle de Pounda, diversas embarcaciones hacen el recorrido entre ambas islas a diario. A pesar de ser una isla pequeña, ofrece muchas atracciones al turista.

Su capital y principal puerto es Chora. Alberga uno de los principales lugares de interés de la isla, el castillo veneciano rodeado por una fortaleza, y las interesantes iglesias antiguas, Christos, Agios Antonios, Agios Ioannis y Agios Nikolaos.

Uno de los principales atractivos de Antíparos es su famosa cueva, que data de los años antiguos. Esta cueva conserva sus estalactitas y estalagmitas de diferentes formas, aunque durante la guerra que tuvo lugar desde 1700 hasta 1774, los soldados rusos cortaron muchas de ellas con el fin de conservarlas como recuerdos, al igual que los soldados italianos durante la 2 ª Guerra Mundial. Como los hallazgos de la época geométrica y clásica han demostrado, fue utilizada inicialmente como refugiado y lugar de culto. Generales macedonios también usaron la cueva en el siglo IV a. C. como refugio después de la conspiración contra Alejandro Magno.

El interior de la cueva fue descubierta en el siglo XV d.C. El embajador francés de Constantinopla, marqués de Nouadel, realizó una misa de Navidad en la cima de una estalagmita asemejando un altar. Desde entonces, la estalagmita fue nombrada "Santa Mesa" y una inscripción fue colocada debajo de ella para conmemorar el incidente.

La más antigua de las estalagmitas de la cueva se encuentra a la entrada y se estima puede tener alrededor de 45 millones de años. Se cree que es la estalagmita más antigua de Europa. Hay un total de 411 escalones que conducen al corazón de la cueva, que está a unos 100 metros de profundidad. Las estalagmitas y estalactitas son un espectáculo impresionante, creando formas únicas y sorprendentes. En la entrada de la cueva, se encuentra la capilla de Agios Ioannis, construida en el siglo XVIII.


A pesar de ser una isla pequeña disfruta de fantásticas playas de agua transparente, de color verde y azul, que invitan a darse un baño a cualquier hora del día. No hay que perderse la visita a Psaraliki y Soros y disfrutar de una especial puesta de sol desde Vathys Volos.

DÍA 11: PAROS - ATENAS

Tras el desayuno, traslado al puerto de Paros donde embarcarán en el ferry que les llevará al puerto de El Pireo. Llegada a Atenas y traslado a su hotel. Alojamiento

DÍAS 12: ATENAS - MADRID

Desayuno en el hotel y traslado al aeropuerto internacional de Atenas  para embarcar en el vuelo las 16:05 de Iberia rumbo a Madrid (llegada estimada 19:00 horas)

El alojamiento en Atenas y Paros se puede realizar en hoteles de 3* y 4*. En ambos casos, los hoteles seleccionados para el programa son recomendados por su excelente ubicación y trato exquisito con los huespedes
Los traslados de entrada y salida en Atenas, así como el circuito cultural se realizarán en autobús de lujo con asistencia en castellano.

El traslado a Paros se realizará en ferry (clase turista) y los traslados en la isla en vehículo con conductor (coche/minivan)
BuscoUnViaje.com sólo muestra opiniones de viajeros reales que han realizado el viaje: confirmamos cada opinión de manera manual

Opiniones de viajeros que han realizado este viaje

BuscoUnViaje.com sólo muestra opiniones de viajeros reales que han realizado el viaje: confirmamos cada opinión de manera manual

Este viajero valoró su viaje sin dejar comentario

  • VILLANUEVA DE LA SERENA (España)
  • 29-08-2015

¿Cómo valoran los viajeros las propuestas que reciben de la agencia para este viaje?

Atención muy buena

  • Bilbao (España)

Ver todas las opiniones de esta agencia

En estos momentos este viaje no está disponible

Contáctanos si tienes dudas

Ver todos los circuitos a Grecia

  INCLUYE:
  • Vuelos Madrid - Atenas - Madrid con la compañía Iberia
  • 4 noches en Atenas en el hotel Stanley 3* en régimen de alojamiento y desayuno
  • Circuito cultural 4días/3noches en hoteles de 4* en de media pensión (desayuno - cena)
  • Ferry Atenas - Paros - Atenas
  • 4 noches en Paros en el hotel Marinero 3* en régimen de alojamiento y desayuno
  • Todos los traslados (aeropuerto - hotel - aeropuerto / puerto - hotel - puerto)

En este viaje no hay opción de compartir habitación para viajeros que van solos.

  NO INCLUYE:
  • Tasas aéreas: 73 €
  • Comidas y Bebidas no especificadas en el "precio incluye"

  Sobre el precio

  • Existe la posibilidad de que la estancia en Atenas y Naxos sea en hoteles de 4* (Atenas: Athens Way / Paros: Saint George)

En BuscoUnViaje.com seleccionamos agencias expertas en destinos y/o actividades para que tu no tengas que encontrar las “buenas” entre las cientos de posibilidades que existen.

Te ofrecemos la oportunidad de solicitar presupuesto y consejo a la agencia organizadora de cada viaje sin ningún coste.

Además, BuscoUnViaje.com sigue de cerca cada solicitud para asegurarnos de que te dan un buen servicio.

Recibe ofertas de viaje cada semana en tu email

¿Tienes alguna duda?