La Semana Grande: el San Sebastián más fiestero

Cuando cae la noche, y al grito de “goazen kalera”, que vendría a ser un “venga, vamos a la calle”, tan popular en Euskadi, las calles del casco antiguo se llenan de personas en busca de unos deliciosos pintxos y unos txakolis que suben rápido a la cabeza. El poteo, la ronda por los bares de la ciudad, es una realidad obvia, sobre todo los fines de semana y los días festivos, como durante la Semana Grande de San Sebastián, que se celebra este año del 14 al 21 de agosto, una semana después que la de Vitoria Gasteiz y una antes que la de Bilbao, las tres grandes ciudades del País Vasco.  La fiesta continúa en los mismos bares y en las mismas estrechas calles del centro, que a veces cuestan de cruzar con la cantidad de gente que se pasea de un lado a otro con vasos de cerveza en la mano. También se puede ir de conciertos. En Sagüés, al final de todo de la playa Zurriola, tocarán este año grupos como Los Planetas, Delorean o Betagarri. Si prefieres escuchar música al son de algún dj, lo mejor es que te adentres en la zona del Kursaal, donde centenares de jóvenes se pasan la noche bailando con el mar cantábrico de fondo de telón.

Vista aérea - Mikelo - flickr

Si la ciudad de Donostia es por sí sola espectacular, las fiestas que envuelven la ciudad estos días de la Semana Grande (Aste Nagusia en euskera) crean una atmósfera muy particular. A medio camino entre modernidad y tradición y con un ambiente de mezcla esnob y popular, la ciudad muestra su pasado aristocrático -la Corte española veraneaba en el fresco clima del norte-, pero también su cara cultural más popular y más euskera, como los levantadoras de piedras o los conciertos de grupos de rock vascos que han surgido estas últimas décadas.

Estos días de Semana Grande llegan a Donostia extranjeros de todas partes del continente, como Italia, Alemania o Francia, para compartir y conocer una de las ciudades más bellas de toda Europa y, de paso, disfrutar de unas fiestas memorables y unas playas de una belleza difícil de superar.

barcas saliendo del puerto - kanuto90 - flickr

Durante estos días, muchos amantes del surf aprovechan para sacar las tablas en la playa de la Zurriola. Son tantos, que se hace difícil surfear con naturalidad en una playa abarrotada de bañistas resacosos y deportistas amateurs. Para aguas más tranquilas, la Concha es el paraíso. Encerrada por ambos lados, y unida al turbulento mar por una pequeña franja, se realizan aquí muchos espectáculos y concursos.Uno de los más divertidos, tanto de participar como de ver, es el de cruzar del puerto a la Concha con una barca construida por el mismo grupo de personas que la llevan. Muchas barcas se descomponen en el camino y los participantes, disfrazados de algún motivo, como vikingos o romanos, se caen al agua.

San Sebastián ya no es un paseo por donde podían salir a tomar el aire los nobles de una España noble y prepotente, que buscaban en San Sebastián todos los espectáculos que los donostiarras se apuraban a ofrecerles. Durante muchos años la Semana Grande fueron unas fiestas hechas por los ricos visitantes aristócratas. Pero con la demolición de la plaza de toros en 1974 y la caída del turismo que había frecuentado hasta entonces la ciudad, las celebraciones empezaron a cambiar de tono.

Fuegos artificiales - art_es_anna - flickr

Se volvió a las raíces, al espíritu donostiarra, olvidado durante tanto tiempo. Y así sigue la fiesta hoy en día, una mezcolanza de estilo aristocrático, como muestran las carreras de caballos del Hipódromo de San Sebastián o la celebración de un concurso que ha dado uno de los mejores fuegos artificiales del mundo, y de estilo desenfadado y popular, que muestran una cultura euskera que va con la cabeza en alto. Durante el Aste Nagusia se dan a conocer las tradiciones más enraizadas, que los vascos han sabido mantener  a lo largo de los siglos, como la pelota vasca, los gigantes y cabezudos, el levantamiento de piedras o los bertsolaris, el arte de inventar versos sobre la marcha.

El lema de este año es perfecto para lo que le espera al visitante en San Sebastián. “Aste bat, denok gonbidatuak”, es decir, “Una semana, todos invitados”. Invitados a conocer la cultura vasca, invitados a disfrutar de la comida en sus callejuelas y invitados a divertirse con los conciertos, actos y movidas que hay por toda la ciudad durante estos mágicos días.

Para conocer más la ciudad, visita nuestra guía de San Sebastián.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Introduce las letras para probar que eres humano

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo