En Ámsterdam las bicicletas son las reinas…hasta en los canales

Acabo de aterrizar de mi último viaje, en el que por fin he podido descubrir una de las ciudades europeas más bonitas y pintorescas: Ámsterdam. Ahora, con conocimiento de causa, puedo afirmar que organizar un viaje a Ámsterdam es una idea fenomenal, especialmente si te gusta moverte en bici, pues cientos de miles de ciclistas se desplazan por allí cada día con una ordenada anarquía realmente digna de ver. La increíble relevancia de la bicicleta como medio de transporte en Ámsterdam era algo que ya conocía, pero lo que me sorprendió fue ver que también es posible pedalear por los canales gracias a las “bicicletas de agua”.

Bicicletas de Agua en Ámsterdam

Bicicletas de agua en Ámsterdam

Estos patinetes de cuatro plazas pueden alquilarse en varios puntos de la ciudad y permiten recorrer pedaleando los encantadores canales de Ámsterdam. Estamos ante un producto meramente turístico pero, más allá de la gracia que hace navegar un rato por los canales por tus propios medios (intentando no ser arrollado por las barcazas de pasajeros y por algún que otro bote privado), lo realmente interesante de las canal bikes es que pueden usarse como un verdadero medio de transporte. Existen embarcaderos donde puedes subirte y apearte en el Rijksmuseum, Leidseplein, la casa de Anne Frank y en la intersección del canal de Keizersgracht con la calle Leidsestraat. Eso sí, el pedaleo acuático es cansado y aparatoso, por no decir que el alquiler resulta algo caro en comparación con el precio de una bicicleta “terrestre” clásica.

Ámsterdam: embarcadero de bicicletas de Agua

El embarcadero de las canal-bikes en la Leidseplein

Aunque alquilar una bicicleta durante el viaje a Ámsterdam (de las de toda la vida) no es obligatorio, sí es muy recomendable y extremadamente divertido. Para mí fue una de las mejores experiencias del viaje y es el medio de transporte más eficiente y rápido en la ciudad, amén de que no resulta tan caro como las canal bikes. Si te apetece, puedes alquilar una auténtica “black-bike” holandesa con freno a contrapedal, aunque en todas las tiendas de alquiler de bicicletas que visité tenían modelos igual de bonitos, pero equipados con las tranquilizadoras levas de freno en el manillar. La más económica que encontré fue una llamada Black-Bikes, donde por 10 euros al día (más un 50% por el alquiler de la cadena de seguridad) puedes hacerte con una elegante bicicleta de paseo y desplazarte entre los principales puntos de interés de la ciudad como un “amsterdammer” más. Por cierto, las bicicletas no son lo único que vale la pena en este increíble rincón de los Países Bajos. Consulta nuestra guía de Ámsterdam si quieres más información sobre otras cosas que puedes ver y hacer allí.

Con una bicicleta de alquiler en Ámsterdam

Alquilar una bicicleta en Ámsterdam es una muy, muy buena idea

Un pensamiento en “En Ámsterdam las bicicletas son las reinas…hasta en los canales

  1. Hola,

    la verdad es que da envidia como se lo montan en Holanda con las bicicletas y aquí en España todo está hecho para y por los coches. Es una pena !!

    Buen Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Introduce las letras para probar que eres humano

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo