Cinque Terre

Se denomina Cinque Terre a una porción de la costa de Liguria (Italia) formada por cinco pueblos o “tierras”: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. El terreno es muy montañoso y con una gran pendiente, lo que dificulta el acceso, el tránsito y gracias a lo cual la zona ha mantenido una personalidad propia a lo largo de los siglos.

Cinque Terre

Vista de Manarola, Cinque Terre - EpicV27 (Wikimedia)

En los viajes a Italia descubrirás que Cinque Terre es el lugar perfecto para ver paisajes espectaculares: cinco millas de costa rocosa y cinco pueblecitos incrustados entre los riscos en minúsculas caletas. El mar, altas colinas plagadas de viñas y pueblos repletos de colores con casas imposibles se han puesto de acuerdo para convivir en este pequeño trozo de
Italia respetando sus esencias. Y por si a alguien le tentaba romper esta armonía, a finales de los 90 fue declarado parque nacional y patromonio de la humanidad de la UNESCO.

El punto de partida del viaje está en La Spezia, de donde sale el tren hacia Cinque Terre. Hasta ahí podemos llegar en nuestro propio transporte o en líneas regulares de tren, adonde llegan con bastante frecuencia. No se puede acceder con coche a Cinque Terre. Los desplazamientos de un pueblo a otro se pueden hacer en tren, en barco o andando.

Puerto de Vernazza

Puerto de Vernazza - Idéfix (Wikimedia)

Como ya se ha dicho, hay un tren que conecta los pueblos, y desde él se puede atisbar el paisaje, pero si queremos que la visita nos impacte de verdad hay que subir a las colinas que unen las localidades. Aislados del resto del mundo, los habitantes labraron la tierra durante siglos construyendo terrazas para aprovechar hasta el último metro cuadrado. Hoy en día se mantiene la orografía y la explotación agraria, y pasear por las terrazas de viñedos es una experiencia que no os podéis perder. Hay que tomárselo como una excursión y llevar agua, comida y calzado apropiado, con la ventaja que cada no muchos kilómetros hay un pueblo con hostelería para reparar fuerzas y estación de tren si no queremos andar más.

Colinas de Cinque Terre

Colinas de Cinque Terre - Klaus with K (Wikimedia)

El camino entre Vernazza y Monterosso es el más duro y el que tiene mejores vistas. El resto de caminos son más suaves pero no triviales, por lo que recomendamos informarse si tenemos problemas de salud o viajamos con niños. Un punto negativo es que los caminos más populares requieren del pago de una tarifa, así que si no queremos rascarnos el bolsillo nos tocará trepar por los caminos más inaccesibles: el esfuerzo merece la pena. Y si no tenemos ganas de trepar, podemos escoger un camino más sencillo que une los pueblos por la costa que no nos dejará insatisfechos.

Terrazas en cinque terre

Terrazas en cinque terre - Isabel Melchor

Uno de los paseos más famosos es La Via de L’amore, entre Riomaggiore y Manarola. Como se puede intuir por el nombre, es tradición popular que las parejas tienen que pasear y besarse en un punto concreto; además, a lo largo de todo el camino se encuentran candados que cuelgan las parejas como símbolo de su unión. Tradiciones aparte, es un camino sencillo y bonito para hacer con o sin pareja.

Via de L'amore

Via de L'amore - Markus Bernet (Wikimedia)

Escultura en Via de L'amore

Escultura en Via de L'amore - Isabel Melchor

En cuanto a los pueblos, han sabido mantener su encanto a pesar de la afluencia masiva de turistas. Están plagados de restaurantes, hoteles y bed & breakfast, pero todo conservando la arquitectura tradicional de la zona y perfectamente integrado en el paisaje.

Playa en Manarola

Playa en Manarola - Mauricio Pellegrinetti (Wikimedia)

En definitiva, Cinque Terre es perfecto para una excursión en el día desde Génova, Florencia o Bolonia, o una estancia de más días si nuestro presupuesto es holgado y buscamos la tranquilidad y el sosiego del mar, el buen clima y la buena comida.

Isabel Melchor

Fuentes

http://es.wikipedia.org/wiki/Cinque_Terre

Enlaces Útiles

Compañía italiana de trenes
Consorcio turístico Cinque Terre

El tren es el mejor medio de transporte que existe

Nota: lo que sigue es un fragmento de la novela de un viaje de ficción (que algún día verá la luz en su integridad).

Sin ningun lugar a dudas, el tren es el mejor medio de transporte que existe. En un autobús – o en un avión- uno cuenta los minutos que faltan para llegar, el objetivo es el destino y nunca el trayecto. En el tren, sin embargo, uno disfruta del viaje en sí, porque le comienzan a ocurrir las cosas que en su destino acabarán por suceder. Me atrevería a decir que es sólo viajando en tren que uno puede llegar a intimar con los que le rodean, e incluso hacer un amigo con el que luego quedar a cenar en compañía. En el autobús, aunque pueda parecer similar al tren, en raras ocasiones llega uno a conocer al compañero de asiento, y muchas veces ni siquiera surgirá una conversación. Por el contrario, si durante un viaje en tren dos personas no llegan a intercambiar unas palabras, la razón más probable es que ambos lo hayan querido evitar.

He pensado en esto muchas veces, sobre todo cuando cogía el autobús a Jaén para ir a ver a Luna durante el verano y me sentaba con alguien sin el menor deseo de hablar conmigo. Cuando esto sucedía yo me reía para mis adentros, pensando que a lo mejor daba la imagen de un pesado que era preferible evitar. Entonces, sacaba mi cuaderno y me entretenía escribiendo una historia, o a lo mejor imaginando la vida de ése que iba a mi lado y que prefería ignorarme. A veces era yo el que se defendía para no comenzar esa conversación, y entonces, por un lado me sentía culpable de ni siquiera darle una oportunidad al otro de caerme bien y sin embargo seguía leyendo mi libro para no darle la opción de decir una segunda frase. En el tren, sin embargo, creo que aparte del alemán de la pierna vibradora nunca me he encontrado en una situación incómoda. Supongo que es la sensación de libertad, el saber que en caso de no encontrarte a gusto con la otra persona podrás levantarte e ir a otro lugar del tren. En el autobús, si tomas el riesgo de hablarle a tu acompañante no vas a tener más remedio que seguir haciéndolo durante el resto del viaje, porque es imposible marcharte alegando haber llegado a tu destino o simplemente mascullar alguna explicación mientras te vas al vagón restaurante. Ese temor en el autobús, ese miedo a iniciar una conversación con alguien del que quizás luego no podrás escapar, es la mejor metáfora de cómo nos comportamos todos en nuestras relaciones de amor o de amistad. Por eso, a algunos amigos yo siempre les digo que tienen el síndrome del autobús. A lo que ellos me suelen contestar que a mí me gusta demasiado el tren, que nunca sé si interpretar como una referencia a mi verborrea o a mi fijación por Luna; o a ambas, claro.

Bucear en cenotes de la Península de Yucatán

Si viajas a la Península del Yucatán y eres un buceador con algo de experiencia, una de las sensaciones más emocionantes, que prácticamente sólo puede vivirse en esta región del mundo, es bucear y explorar sus misteriosos cenotes y ríos subterráneos.

Para aquellos que no tengan muy claro qué es un cenote (palabra de origen maya que significa “caverna con depósito de agua”), según la Wikipedia, se define como una dolina inundada de origen kárstico que se encuentra en algunas cavernas profundas, como consecuencia de haberse derrumbado el techo de una o varias cuevas. Si te has quedado igual, se puede entender de un modo muy general y simple como una cueva a la que se ha derrumbado el techo y se ha inundado de agua.

Como se suele decir, más vale una imagen que mil palabras….

)

Cenotes del Yucatán

Sigue leyendo

Ganador del concurso “El Índice BUV más alto”

Después de dos semanas de incertidumbre, hoy anunciamos al ganador del concurso “El Índice BUV más alto”. Ha sido una competición muy reñida, y hasta el final el resultado no ha estado claro: el último día hubo dos participantes que lo dieron todo, pero finalmente sus Índices BUV se quedaron a escasas unidades del ganador.

Sin más dilación…. el ganador (ya confirmado y comprobado) de un fin de semana gratis en una casa rural es David, autor del blog Flapy in Japan y poseedor de un Índice BUV de 74%.

¡Enhorabuena a David!

David no indicó a ninguna persona como “amigo que le avisó del concurso”, con lo que el segundo fin de semana gratis que ofrecíamos va a ser sorteado entre el resto de participantes. Estad atentos a vuestras bandejas de entrada, porque hoy mismo le vamos a enviar un email al afortunado. David ha elegido el fin de semana del 16-17-18 de julio, en La Calma de Rita, por lo que el fin de semana sorteado será el del 2-3-4 de julio, en el Hotel Fábrica de Solfa. Eso es dentro de muy poco tiempo, así que esperamos que el ganador del sorteo no tenga ya otros planes previstos y pueda disfrutar del premio. Os recordamos que este concurso (y estos magníficos premios) han sido el fruto de una colaboración entre BuscoUnViaje.com y Club Rural, una web especializada en casas rurales.

Algunos datos sobre el concurso:

  • Han calculado su Índice BUV 370 personas, aunque no todos se animaron a subir su resultado a Facebook. Más de uno se debió de decir: “yo no publico mi Índice BUV hasta que no haya viajado un poco más“. Ya sabéis que en BuscoUnViaje.com tenéis la respuesta a vuestra insistente pregunta: ¿cuál es el viaje de mis sueños?
  • La media del Índice BUV de los participantes en el sorteo ha sido de 41.5%, muy por encima de la media española.
  • Hay una persona con un Índice BUV de 9%. No vamos a decir su nombre, pero… desde aquí le animamos a hacer una escapada a alguna ciudad europea. Todo sea por llegar al 10%.

Ya estamos cavilando sobre qué regalaremos para el próximo concurso, así que no os olvidéis de haceros fan del Facebook de BuscoUnViaje.com o seguirnos el RSS del blog de BuscoUnViaje.com, donde anunciaremos próximas convocatorias. Hasta entonces, ¡seguimos leyéndonos!

Ski fuera de pista: prevención y equipamiento

Cada año son más los esquiadores que se animan a salir fuera de pista y se lanzan a descubrir colinas y descensos vírgenes. La sensación de libertad, pisar nieve recién caída o el espíritu de superación son sensaciones a las que es difícil renunciar una vez las has probado, pero es muy necesario ser consciente de que la montaña entraña sus riesgos. En este artículo vamos a hablar sobre las avalanchas, e intentaremos dar pequeñas pinceladas sobre cómo evitarlas así como el equipamiento de seguridad básico para intentar minimizar sus consecuencias. Al final del artículo podéis encontrar enlaces hacia páginas y guías más detalladas y técnicas.

Huellas fuera de pista

Huellas fuera de pista - jurvetson

En cuanto a la prevención, se puede hablar de 2 fases: planificación y navegación. Si planificamos esquiar fuera de pista debemos consultar, como mínimo, el boletín de peligro de aludes de la zona, la predicción meteorológica detallada y el riesgo de aludes marcado por la estación. La planificación de una excursión de esquí de montaña queda fuera del alcance de este artículo.

La navegación se referie al conocimiento del terreno y de las peculiaridades del entorno en el que nos movemos. A esto nos ayuda la nivología, la ciencia que estudia la nieve, sus propiedades y, aplicado al esquí, los mecanismos que desencadenan una alud. Ser capaz de prever las situaciones o laderas donde corremos peligro será nuestra mejor arma cuando salgamos a la montaña.

Avalancha

Avalancha - Strange Ones

Según recoge la Wikipedia:

Los aludes son ocasionados por la falta de homogeneidad de la capa de nieve y por la existencia, entre los límites de capas físicamente diferentes, de un agente que facilita el deslizamiento de una de ellas sobre otra subyacente

Bajo condiciones extremas este fenómeno puede darse en cualquier situación, pero en las siguientes situaciones hay más probabilidades:

  • Durante o después de una tormenta intensa. Si han caído más de 30cm, las probabilidades de alud son altas
  • Pendientes con inclinación entre 30 y 45 grados
  • Pendientes a sotavento, donde la acumulación de nieve es mayor
  • Pendientes con inclinación sur en días calurosos, especialmente a partir de medio día
  • Palas regulares y en forma de U
Nieve inestable

Las zonas 1 y 3 cayeron tras tomar la foto, la zona 2 pasó a ser la nueva cornisa - Tim Gage (Wikimedia)

El cómo nos movemos en una ladera multiplicará o disminuirá las posibilidades de desencadenar una avalancha, por eso es importante seguir unas normas básicas:

  • Esquiar por pendientes a barlovento, suelen tener menos nieve
  • Elegir pendientes onduladas antes que las regulares
  • Buscar protecciones naturales. Bosques densos, rocas, etc.
  • Evitar cortar la pendiente en media ladera
  • Evitar caerse (este consejo también lo podéis seguir en pistas 🙂 )

Es fundamental esquiar siempre acompañado y, en zonas donde haya riesgo, mantener una distancia mínima de 10m con nuestros compañeros.

EQUIPAMIENTO

Discernir situaciones de riesgo y aprender a navegar fuera de las pistas nos ayudará a minimizar las probabilidades de caer en un alud, pero si nos toca debemos ir preparados para incrementar nuestras posibilidades de sobrevivir y las de nuestros compañeros. Además del casco, recomendable en la práctica del skí, hay 3 elementos imprescindibles: ARVA, pala y sonda.

Equipo de seguridad fuera de pistas

Equipo de seguridad fuera de pistas. De izquierda a derecha: mochila ABS, sonda, pala y ARVA (debajo de la pala) - Nolispanmo (Wikimedia)

Un ARVA es un aparato electrónico receptor y emisor de campos electromagnéticos. Mientras esquiamos lo llevamos en modo emisión, y sólo si un compañero es enterrado por una alud lo pasamos a modo receptor. Por supuesto, es necesario que cada miembro del grupo lleve su propio ARVA. Una vez activada la recepción, nuestro aparato localiza el ARVA emisor y nos guiará hasta situarnos encima de la víctima. Superado este primer paso entra en juego la sonda, una varilla flexible de unos 5 metros que nos ayudará a localizar el al compañero enterrado. Cuando hayamos localizado el cuerpo necesitaremos la pala, que, si el final es feliz, nos llevará hasta nuestro amigo.

En todo caso, la rapidez con la que actuemos es fundamental: la tasa de supervivencia es del 90% hasta los 15 minutos, a partir de ese momento disminuye drásticamente. Cualquiera de estos elementos es poco útil individualmente, sólo la combinación de los 3 nos ayudará a rescatar con vida a nuestros compañeros.

Rescatando en avalancha

Rescatador buscando el cuerpo enterrado - Clayoquot (Wikimedia)

Un inconveniente de este equipamiento de seguridad es el precio, la suma de los 3 elementos supera fácilmente los 300 euros. Si queremos comprar un buen ARVA, y más vale no escatimar en seguridad, sólo el aparato puede superar los 400 euros. Si a esto sumamos otros elementos de seguridad (mochilas ABS, tubos para respirar, etc.), nos podemos gastar más de 1000 euros en un equipo que esperamos no tener que usar jamás, pues nadie desea ser cogido por una alud pero todos queremos salir lo mejor parados si alguna vez nos pasa.

Si pensáis salir fuera de pistas es muy importante tomar un curso impartido por un club de montaña. En ellos nos enseñarán prevención de aludes -que es la parte más importante-, así como metodología de rescate con ARVA, pala y sonda, ya que no es tan sencillo como parece. Hay técnicas de búsqueda con ARVA, técnicas de búsqueda con sonda y hasta técnicas para cavar hasta el cuerpo. Todos estos consejos y técnicas son inútiles si no hacemos uso de la mayor de las virtudes: el sentido común. Si ha habido aludes recientemente o el riesgo es alto, más vale quedarse en las pistas o en casa que arriesgar la vida.

Fuentes y Enlaces útiles

¿Qué es BuscoUnViaje.com?

  • 1.Describes qué quieres hacer y/o dónde quieres ir
  • 2.Te mostramos las mejores opciones de expertos en organizar viajes
  • 3.Solicitas presupuesto, sin gastos ni comisiones
  • 4.Reservas el viaje, te vas, vuelves y nos cuentas lo bien que te lo has pasado.

Todos los viajes

a todos los destinos del mundo